Focalización de subsidios a combustibles / Ec. Mg. Diego Proaño PhD (c)

Columnistas, Opinión

Luego de cuatro meses de diálogos entre funcionarios del gobierno y transportistas, parecería que se llegó a algunos consensos iniciales sobre la focalización del precio de los combustibles, de por medio esta en el proceso y elaboración de propuesta la afamada empresa internacional Deloitte. El documento que la semana pasada entrego en mismo presidente Lasso a los gremios de transportistas para socializar contiene dos partes. La primera hace referencia a una focalización mediante un subsidio directo a los propietarios de medios de transporte masivo de personas, buses urbanos, Inter cantonal e interprovincial, no se clarifica la forma de entrega, con placa, cupo, cooperativa, etc.

La segunda parte se refiere a una compensación vía reducción de aranceles para la importación de aceites, lubricantes, repuestos y llantas a propietarios de transporte pesado, taxis, buses escolares, camionetas de alquiler y transporte turístico, beneficio que se otorgaría previa suscripción de acuerdos. Lo que tampoco se indica es la operatividad para esta ayuda, mediante un carnet, placa, cooperativa u otro mecanismo, los transportistas están analizando la propuesta, de antemano piden incluir una simplificación de trámites ante la Agencia Nacional de Transito ANT, así como el acceso a prestamos bancarios mas flexibles para los gremios.

El gobierno nacional asigno en este año 1.956,78 millones de USD para subsidios, de ellos 320,2 millones de USD en gasolinas extra y eco país y 721 millones en diésel, es decir 1.041 millones de USD. Con la focalización del subsidio planteada, se prevé un ahorro de 600 millones de USD, que bien podrían servir para inversión social a sectores mas necesitados. Para el resto de vehículos particulares, está muy claro que ya no es posible mantener un subsidio a los combustibles, deberemos pagar precios internacionales de gasolinas, por supuesto sacando la proporción según octanaje de gasolina nacional. De esta manera se cortará sustancialmente el contrabando en fronteras, tampoco se gastará en subsidios innecesarios a autos de alta gama o cilindraje o peor a flotas de vehículos empresariales que tienen fines de lucro.

Mientras se defina la focalización, el mecanismo de fijación de precios se mantiene bajo el sistema de bandas en donde cada día 12 del mes se reajusta hacia arriba según cotización del barril de petróleo de Texas (WTI), tal como viene aconteciendo desde mayo 2020 en donde inició el sistema con un precio de gasolina extra y eco en 1,75 USD hasta llegar a octubre a 2,50 USD con un incremento total del 42.9% (2,5% mensual) y del diésel de 1,03 USD a 1,69 USD una subida total de 69% ( 4,05% mensual). El FMI pone la condición de reducir los subsidios, para seguir con el plan de desembolsos de crédito este año. (O)

Deja un comentario