“Febrero 2021, elecciones complejas” / Diácono Garibaldi Buenaño M.

Columnistas, Opinión

Es la expresión que repiten con insistencia de jaculatoria los expertos en lides políticas. Si bien son binomios disímiles, de ideologías y tendencias distintas, de partidos diversos que han surgido como hongos después del aguacero, si sufragamos teniendo en cuenta sólo el interés del país, la complejidad desaparece. 

Gana el país si usted NO sufraga por los que ayer hablaban de revolución, que finalmente se convirtió en demolición ciudadana, y hoy hablan de “economía inversa” y de “recuperar la esperanza”, pero no hablan de recuperar lo robado…. 

Lector amigo, Ecuador le agradecerá si NO apoya con su voto a los que ayer (líder, cómplices y tontilocos útiles) durante diez años afirmaron que “vivimos en verdadera democracia”, porque decían que “ahora la Patria ya es de todos”; con una Constitución averiada, leyes incumplidas, tolerancia cero a las opiniones ajenas, nula independencia de Poderes hasta convertirse en dictadorzuelos, en jueces y partes de conflictos propios y ajenos. Los que se dicen revolucionarios ignoran que la Democracia no es un status; requiere de un esfuerzo ético político de todos los días. 

En los ecuatorianos que amamos la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, don de la Providencia, nos alegraremos si decide NO sufragar por los que ayer insultaron a los periodistas, a los medios de comunicación y a miembros de la Oposición; una cosa es que insulte el vecino y otra muy distinta es que lo haga el ciudadano número uno de la nación, sin el mínimo respeto por la majestad del Poder…..Prohibido olvidar compañerito….. 

NO piense sufragar por los que hablaban de transparencia que no era sino “caos y confusión y oscuridad”, como al inicio de los tiempos, hasta que el Creador dijo “hágase la luz”…. TAMPOCO apoye a los que dejaron la “mesa servida” con 58 mil millones de déficit (léase saqueo o robo) que debemos pagar nosotros y los hijos de nuestros hijos, de por vida…. 

Algunos dicen: “todos los candidatos son malos”. Si así fuera, la sana moral manda elegir al menos malo; esa debe ser la actitud del buen patriota, del buen ciudadano, del buen cristiano. La moral, derecho, justicia, autoridad, gobierno…, todo lo que expresa la trabazón espiritual está en crisis, crisis que se da cuando las personas se apartan del cause cristiano. El Estado, como toda persona, tiene deberes religiosos, pero no tiene derecho sino para cumplir esos deberes. 

Decir que a pesar de ser de tiendas políticas distintas o de ideologías opuestas “son la misma cosa”, me trae a la mente la explicación de un instructor de reclutas que hablándoles de conversiones decía: conversión a la izquierda es lo mismo que conversión a la derecha, con la diferencia que es todo lo contrario. 

No malbaratemos la herencia que nos legaron nuestros antepasados a costa de “sangre, sudor y lágrimas”…. Infórmese bien, reflexione y decida en conciencia, pensando en el mejor interés del país. Así no sentirá arrepentimientos ni pesares, y comprobará que no son…. “Febrero 2021, Elecciones Complejas”. 

Deja un comentario