Familias de Río Blanco añoran su terruño

Cantones
Martha Medina muestra las afectaciones que tiene su vivienda. Siente mucho dolor de dejar sus plantas. (Foto El Heraldo)

Varias familias evacuadas por la caída de sus viviendas en el reasentamiento de Río Blanco del cantón Baños, se rehúsan a salir de la jurisdicción. Aseguran que tienen una vida hecha y no están dispuestos a iniciar nuevamente en otra ciudad.

La erupción del volcán Tungurahua en el 2008 les obligó a salir rotundamente dejando sus tierras en Juive Grande, frente al peligro que corrían tuvieron que empezar de cero en el reasentamiento de Río Blanco y ahora se niegan a tener que vivir nuevamente en zozobra.

Martha Medina es una de las afectadas, su vivienda presenta varios cuarteamientos que le han obligado a sacar sus pertenencias y ubicarlas donde una familia acogiente.

Sus ingresos económicos se generaban a través de su librería y cabinas telefónicas ubicadas en la primera planta de la casa. Todo tuvo que recoger. Ahora no tiene con qué sustentar a sus cuatro hijos, dos de ellos siguen estudiando en Riobamba y el Puyo.

“Conozco que hay otras ofertas de viviendas, pero no puede empezar nuevamente de cero, tengo familia a la que debo ayudar. Mi hijo pequeño estudia en Baños y no es justo que deba cambiarle o acoplarme a algo nuevo”, señaló.

En la misma posición está Daniel Muñoz, quien se niega a salir, ya que sus cultivos están en la zona alta de Rio Blanco y de esto vive. Tiene 84 años de edad y se aferra a seguir siendo parte del cantón Baños.

El presidente del Ecuador, Lenin Moreno, indicó que hay 40 soluciones habitacionales en Pelileo y cuatro en Santa Clara para los evacuados, pero ellos prefieren esperar que exista una zona de reasentamiento en Baños.

Luis Silva, alcalde de Baños, expresó que en los siguientes meses se determinará un terreno para ubicar a los afectados, ya que el espacio en donde permanecen está considerado como una zona arenosa, según análisis técnicos de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias. (I)

Deja un comentario