Existe mal manejo de temperatura corporal

Ciudad

Para una correcta toma de temperatura, esta debe estar en la frente de la persona. (Foto El Heraldo)

La pandemia ha obligado a los propietarios de locales comerciales, instituciones públicas y privadas a implementar medidas de bioseguridad y de protección para los usuarios, entre ellos la toma de temperatura corporal. Según expertos en el área médica, ésta debe ser tomada en zonas específicas del cuerpo, más no en manos o brazos.

Aseguran que es un error muy grave medir la temperatura corporal en la muñeca de la mano, ya que es una zona expuesta y siempre presenta grados mínimos de temperatura.

El médico general, Carlos Arizo, comentó que tomar la temperatura de una persona en la mano no marca lo real.

Frente a este desconocimiento, las personas con temperatura alta o posibles síntomas de Covid-19, estarían ingresando sin problema alguno a supermercados, locales comerciales, plazas, mercados y demás centros de acopio.

«Al colocar un termómetro digital en la mano, marca temperaturas bajas irreales. Las extremidades siempre tienen una medida menor a la temperatura central que es en la frente, oído, bucal, axilar y rectal. Estos son los únicos lugares que registran temperaturas para diagnósticos», comentó el galeno.

Aclaró que es fácil darse cuenta al medir la temperatura en la muñeca, ya que sus grados están por debajo de los 33.

«Nosotros desconocemos la medición de temperatura pero para las personas les resulta más fácil medirse en las manos o en las muñecas», dijo Ivón Sandoval, propietaria de local comercial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dispuso tomar estas medidas preventivas para evitar que personas con posibles síntomas de coronavirus ingresen a establecimientos de concentración masiva y con ello evitar la propagación del virus.

Arizo, aclaró que la mejor manera de medir la temperatura en las personas es colocando el sensor del termómetro en la frente y así evitar que posibles infectados o asintomáticos ingresen hacia lugares cerrados.

La funcionaria pública, Tatiana Cárdenas, indicó que desde el momento en que se tomaron las medidas de bioseguridad, su temperatura siempre ha sido medida en la muñeca y desconocía el porqué marcaba siempre entre 32 o 33 grados.

Ante ello, el profesional de la salud recomendó reevaluar a los clientes o usuarios en este tema. (I)

Deja un comentario