Estudiantes y profesores convocan nueva protesta contra recortes

Nacionales
En este contexto, organizaciones sociales y educativas presentaron el domingo una acción de incumplimiento ante la Corte Constitucional, en la que rechazaron el recorte de 98 millones de dólares del presupuesto del Estado a 32 universidades públicas.  (Foto publicafm.ec)

Quito, (EFE).- Organizaciones de estudiantes y profesores pertenecientes a universidades públicas en Ecuador convocaron para el próximo lunes una nueva protesta contra los recortes decididos por el Gobierno a más de una treintena de centros académicos.

En una rueda de prensa virtual organizada este viernes por el Frente de Defensa de la Educación Pública, representantes de los estudiantes y trabajadores universitarios manifestaron su rechazo a la reducción presupuestaria, que consideran que derivará en graves problemas sociales.

«La Universidad Central (UC) despediría al 33% de la planta docente», lo que significa, «el despido de 800 profesores por contrato, que imparten más de 10.000 horas de clase», manifestó Cristina Benavides, representante del Frente de Defensa.

Censuró que el ajuste de personal impediría la apertura de carreras esenciales para el desarrollo del país y en esta línea apuntó que la Facultad de Medicina podría reducir un tercio del personal docente.

Benavides recordó que la educación pública viene sufriendo recortes desde 2018, que han vulnerado «el derecho a la educación pública y al trabajo».

Juan Emilio Campo, de la Asociación de Profesores de la UC, mencionó que la educación se debate hoy entre dos opciones: «Dejar a cientos y miles de personas sin empleo, o hacer valer los derechos constitucionales».

«Tendremos docentes que no podrán impartir bien su cátedra, y por ende, estudiantes con bajo nivel educativo», valoró Mónica Mosquera de la Asociación de Trabajadores de la Universidad Central.

Su colega Ana Carrillo, de la Asociación de Docentes de la Universidad de las Artes de Guayaquil coincidió en que la reducción presupuestaria «afecta la construcción de un proyecto país a futuro».

Clemente Moreira, representante de los profesores de la Universidad de Guayaquil, centro académico intervenido por el Estado, aclaró que «desde 2013 se han reducido 43 millones de dólares en su presupuesto», y las nuevas medidas implicarían que el «el 40% de los estudiantes a nivel nacional dejarían las aulas».

Estudiantes de la Universidad Central del Ecuador se manifestaron este martes en Quito y advirtieron con duras protestas si no se revierte la decisión: «Si el Gobierno no retrocede en su decisión, regresará octubre», en alusión a los disturbios de 2019 protagonizados por grupos indígenas y colectivos sociales.

Respecto a la Universidad Andina y a FLACSO, la reducción del presupuesto afectaría a poblaciones históricamente excluidas.

«Casi el 40% de la población estudiantil de la FLACSO poseen una beca que permite que los sectores populares accedan a una beca», destacó Werner López, del Comité Estudiantil FLACSO. (I)

Deja un comentario