Equidad de género? / Patricio Arellano Abedrabbo

Columnistas, Opinión

Lunes con Salud/Hacia la Salud por la Naturaleza

La violencia y los actos delincuenciales violentos se han convertido en una especie de hábito y costumbre, como trabajar, hacer deporte, practicar una actividad cualquiera; es decir es algo tan común y hasta cierto punto tan frecuente que parecería que es algo normal; tal es así que la violencia a la mujer prácticamente ha trascendido los límites del respeto y la consideración al ser un sexo  supuestamente débil, sin aceptar la igualdad de género y más todavía soslayando y minimizando su importancia y la condición privilegiada de ser mujer!…Pero, qué es esta forma de  violencia? Una conducta que se realiza de manera consciente y adrede para generar algún tipo de daño a la víctima, producida de un sexo hacia otro…La violencia puede ser física con maltrato y agresión dejando huellas en su aspecto; también psicológica, con insultos, humillaciones y amenazas y que aborda el aspecto económico transformándose en  una dependencia enfermiza e incluso el aspecto social  por cuanto su agresor pretende que su víctima se aleje de su entorno y no tenga contacto con nadie y quede en el anonimato; luego la violencia sexual, involucrando relaciones sexuales no deseadas por la mujer…Lo peor de esto es la NO denuncia por temor al agresor o por vergüenza.

La violencia a la mujer tiene connotación  histórica y cultural, ya que en 1999, la Asamblea General de la ONU declaró el 25 de Noviembre como el DIA INTERNACIONAL DE ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, fecha que recuerda el asesinato de las tres hermanas Mirabal por ser activistas dominicanas…La violencia a la mujer constituye un problema de Salud Pública y una violencia de los derechos humanos de las mujeres! Una de cada tres mujeres (35%) en el mundo ha sufrido violencia física y/o  sexual de pareja o violencia sexual de terceros en algún momento de su vida!…Por qué sucede esto?  El riesgo de cometer este atropello a la mujer se da generalmente por un bajo nivel de instrucción, haber sufrido maltrato infantil, escenas de violencia familiar, uso de alcohol, aceptación de la desigualdad de género, sospechas de infidelidad en la pareja, discordias maritales, falta de comunicación de pareja, sanciones leves legales contra actos de violencia…Qué consecuencias trae este problema? Se producen casos de suicidio u homicidio, lesiones leves, moderadas o graves (42%), embarazos no deseados, abortos provocados, problemas ginecológicos, infecciones de transmisión sexual como el Sida, partos prematuros, recién nacidos de bajo peso. Además casos de depresión, estrés postraumático, insomnio, trastornos alimentarios, intentos de suicidio, alcoholismo, tabaquismo, drogas, promiscuidad.

Los hijos sufren y son víctimas de trastornos conductuales y emocionales que repercuten por el resto de sus vidas en muchos casos, además aumento de la mortalidad infantil por descuido en su alimentación y cuidado…Problemas económicos por falta de trabajo, pérdida de interés por el mismo y por las actividades diarias, descuido de su cuidado personal…Que decir de las redes sociales que condenan y discriminan a una mujer por cualquier error sin el mínimo respeto a sus derechos, como si fuera un circo romano señalándole con el dedo, mofándose y reduciéndola a la mínima expresión…; acaso no es un linchamiento mediático digital? De qué equidad y derechos hablamos?…Serán las redes sociales elementos idóneos de comunicación constructiva, o propiciarán con frecuencia la destrucción de una persona?… Qué hacer? Quizá se ha hecho muy poco por frenar este acucioso problema; será por minimizarlo, falta de mano dura y leyes contemplativas, una actitud morbosa, indiferencia, costumbre, conformidad, temor?…En fin, no es tan fácil cambiar la conducta humana y ese complejo errado de aceptar la desigualdad de género, sin saber que todos somos IGUALES ante Dios y que lo único que nos diferencia son las funciones que realizamos, hasta cierto punto.

Se habla tanto de la EQUIDAD de género, pero si no cambiamos la diferencia y no quitamos ese complejo prepotente y machista tan absurdo no lograremos nada!!…Sería importante promulgar y sobre todo PROMOCIONAR a través de diversos medios de difusión y en forma PERMANENTE, leyes y Políticas que protejan a la mujer, combatan su discriminación, fomenten la IGUALDAD de género, difundan normas culturales pacíficas y de buenas relaciones humanas…NO es posible que la civilización y la corriente moderna hayan minimizado y soslayado un problema tan crucial…NO, A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER!…Nada aportamos con celebrar un día anual dedicado a la mujer, si a diario siguen ocurriendo agresiones, femicidios y acosos de todo tipo a la mujer!…Se hará justicia de verdad alguna vez? La esperanza es lo último que se pierde! (O)

Deja un comentario