Enseñando valores con el deporte / Lic. Mario Mora Nieto.

Columnistas, Opinión

La Fundación “Real Madrid” (FRM) de España, es la entidad que canaliza el compromiso del Real Madrid C. F. con la sociedad para la formación integral de la niñez y la juventud.

 

A través de la enseñanza del fútbol y el baloncesto, deportes insignia de este club, se desarrollan múltiples proyectos socioeducativos en los cinco Continentes, cuyo objetivo fundamental es fomentar y promocionar los valores positivos del deporte a través de las Escuelas Sociodeportivas, tanto en el ámbito nacional como internacional.

 

En nuestro país la Fundación auspicia estas escuelas en Quito, Guayaquil, Manta y Ambato. Su intención y propósito es “transformar el poder socio-mediático del deporte en herramienta para contribuir al desarrollo integral de las personas implicadas, así como la inclusión e integración social de los colectivos menos favorecidos”.

 

En este contexto, la cooperativa de Ahorro y Crédito “Cámara de Comercio de Ambato”, el 16 de octubre de 2011 firmó un convenio con la Fundación Real Madrid para la creación de una Escuela Sociodeportiva que viene funcionando en el hermoso complejo que posee la Cooperativa en Unamuncho-Puerto Arturo, ya que el deporte es entendido como vehículo para la transmisión de valores como herramientas de educación y como canalizador del desarrollo integral de las personas a quienes se dirigen las actividades.

 

Incluso, la Cooperativa, a través de su Departamento de Educación y Cultura viene impartiendo permanentemente talleres sobre educación en valores a los niños y jóvenes que asisten a su escuela Socio-Deportiva.

 

Los delegados de la Fundación Real Madrid que han visitado Ambato, entre ellos Emilio Butragueño, Anne Lise Bayo, Proyect Officer Internacional Division América, y Mateo Figueroa Tobón, Coordinador del Proyecto “Valores y Deporte” de la Fundación, han destacado la solvencia con la que viene actuando la escuela en nuestra ciudad y reiteraron que “toda institución que trabaje con niños y adolescentes debe priorizar en el elemento educativo, la práctica de valores por encima de cualquier otro aspecto”. “En el Real Madrid queremos buenos deportistas, pero, fundamentalmente, excelentes seres humanos”. (O)

Deja un comentario