Emprendimiento: Necesario conocer el Mercado / Edison Narváez Z.

Columnistas, Opinión

Buscar empleo resulta una tarea dificultosa, sobre todo si no se ostenta una Maestría o si se tiene más de 40 años, ciertamente esta experiencia es frustrante para miles de ecuatorianos que no pueden acceder al mercado laboral en un país en donde la oferta laboral también es limitada.

La necesidad de obtener ingresos promueve a este grupo de desempleados a  diseñar y poner en funcionamiento un emprendimiento junto al consabido riesgo de fracasar en el  negocio.

La actividad emprendedora es alta en el Ecuador, de hecho un estudio realizado por la ESPOL manifiesta que nuestro país es líder de la región en el Índice de Actividad Emprendedora Temprana (TEA), el estudio mostró que en el año 2017 alrededor de tres millones de personas pusieron en marcha un emprendimiento.

Ciertamente el hecho de que el país ostente los primeros lugares en emprendimiento no significa necesariamente una distinción, pues desafortunadamente en el país la gente emprende básicamente por necesidad y falta de ingresos, por efectos de que las fuentes de empleo formales son escazas.

Esta realidad implica también que no todos los emprendimientos logren mantenerse en el tiempo, quizá por problemas de financiamiento, poca innovación, no se entiende el mercado y escaza o ninguna rentabilidad.

A mi entender es imperativo establecer una cultura de emprendimiento en el país, para que las personas emprendan por oportunidad y no únicamente por necesidad; esta cultura debe ser inculcada desde el colegio y propugnada en la universidad con conocimientos técnicos ciertamente pero con incentivos reales como el  apoyo y la inclusión financiera y el soporte necesario para que los emprendedores puedan acceder a mercados locales, nacionales y/o internacionales.

No obstante de lo anotado, los emprendedores también deben entender que para garantizar la permanencia del negocio en el tiempo es necesario establecer acuerdos de colaboración con socios estratégicos para motivar economías de escala, compartir costos fijos y gastos corrientes. Plantear propuestas de valor que le permitan ser diferentes de la competencia y que el cliente esté dispuesto a pagar por ello; esto significa enfocarse en el mercado y no únicamente en el producto;  es decir aprender a segmentar el mercado y no obsesionarse por vender a todo el mundo.

El emprendimiento puede solucionar la necesidad y/o el problema de algunos potenciales clientes,  pero no de todos….. Imperativo conocer el mercado. (O)

Deja un comentario