Elegancia cultural de comunidades

Interculturalidad
Los colores de las prendas son llamativos, al igual que sus bordados. (Foto El Heraldo)

Desde Riobamba llega Ángel Puma para comercializar los atuendos exclusivos y tradicionales de las diversas etnias y comunidades del país. La venta lo hace al interior del Centro Comercial Ferroviario.

Los trajes que visten las cayambeñas son expuestos cada domingo y lunes, cuya venta es masiva, ya que las mujeres son las que más compran las fajas, collares, alpargatas y demás accesorios que son el complemento especial de su vestimenta.

“Llegué hace 25 años y ofrecemos de todo, desde anacos hasta aquellos complementos para el cabello y collares”, dijo Ángel.

La variedad de blusas con bordados hechos a manos son los más llamativos y sobre todo los más pedidos. Cada semana se venden prendas diferentes.

La pluriculturalidad se hace presente en las costumbres de cada pueblo, donde elementos como la vestimenta manifiestan los coloridos diseños.

Ángel ofrece la vestimenta del pueblo Cachas, donde los hombres visten pantalón blanco, camisa cerrada blanca, alpargatas y poncho de distintos colores.

Para el pueblo Cañaris se ofrece prendas fabricadas con lana de oveja, ponchos, fajas y cuzhmas.

El pueblo Chibuleo también puede conseguir sus trajes, ya que se ofrecen anacos con filos bordados, sombreros, orejeras de corales rojos y cuencas metálicas.

La tradicional vestimenta de la conocida “chola cuencana”, también se comercializa, sobre todo blusas, polleras, collares y mantas. (I)

Deja un comentario