El Señor de la Misericordia en Pelileo Grande

Interculturalidad
El exobispo de Ambato, monseñor Vicente Cisneros, decidió entregar esta pintura de 1950 a Pelileo Grande en 1984. (Foto El Heraldo)

La fe al Señor de la Misericordia que reposa en la nueva iglesia de Pelileo Grande está arraigada en la cultura, fe y tradición de los moradores del sector.

Galo Torres Recalde resaltó que esta tierra feroz de obreros, agricultores, artesanos, intelectuales e ilustres se recibió el hermoso regalo por uno de sus hijos Monseñor Vicente Cisneros.

El Señor de la Misericordia fue entregado por Vicente Cisneros en 1984. Sin embargo, su historia inicia con el terremoto de 1949.

“Como presidente del Concejo Municipal de Pelileo comuniqué esta grata noticia a los moradores de Pelileo Grande y al Jefe Político, Carlos Bautista y con caravana vehicular llegó hasta la capilla el sábado 17 de julio”, relató.

La imagen inspira amor, paz y amparo. El cuadro tiene dos metros con 40 centímetros de alto por un metro y 70 centímetros de ancho. En el fondo está pintada una cruz de dos metros 34 centímetros de alto, con el clásico INRI en su parte superior, tiene un metro 66 centímetros de ancho.

El Cristo es pintado en tamaño de la estatua de un hombre normal en posición de crucifixión con la cabeza hacia un lado inclinada.

La imagen fue pintada por el artista plástico mexicano García Aviña, quien la pintó en honor de los ecuatorianos que sufrieron por el fatal terremoto de 1949.

En la pintura reposa el siguiente texto: “El pueblo de Ocotlán, destruido en el terremoto del dos de octubre de 1847 ofrece el emblema de su consuelo y de su gloria a los pueblos hermanos del Ecuador que sufrieron catástrofe igual el cinco de agosto de 1949”. (I)

Deja un comentario