El fútbol te roba el corazón / Edison Narváez Z

Columnistas, Opinión

El futbol, más que un deporte es una forma de entender el mundo, para muchos da sentido a la vida, sufren cuando su equipo pierde y se muestran eufóricos cuando su equipo gana. Sin duda el fútbol es el deporte que genera mayor pasión entre millones de personas a nivel mundial, no en vano se lo denomina “El Rey de los Deportes”, y hay quienes dicen “Si no eres hincha de un equipo de futbol, entonces no sabes lo que es el amor”, y otros más sectarios manifiestan que el amor al equipo de futbol es el único sentimiento incondicional.

Eduardo Galeano escritor uruguayo decía “El fútbol es la única religión que no tiene ateos”, y ciertamente es una religión pues cuando un futbolista hace un gol mira al cielo, se arrodilla, se persigna y festeja con los otros feligreses (los hinchas) quienes hacen culto estallando de locura.

Ciertamente, quienes demuestran mayores condiciones y mejores estrategias son los que finalmente se llevan el triunfo, generan delirio en sus hinchas y admiración entre sus rivales. Evidentemente, el fútbol es un juego de conjunto en donde cada uno de los jugadores aporta con su contingente para que en base a lo planificado por el Director Técnico, el equipo pueda hacerse de la victoria.

Sin embargo existen ciertas cualidades exclusivas de algunos jugadores que los hacen únicos y que en determinado momento pueden cambiar el resultado de un partido a favor de su equipo, me refiero a aquellos jugadores con talento y que reúnen algunas características especiales como la habilidad, la pasión, y la disciplina. Pueden ser héroes en un momento determinado como Cristiano Ronaldo que con un “hat trick” le dio el empate a Portugal, cuando parecía que su rival España se llevaba el triunfo, lo cual causó delirio entre los portugueses. Pero también pueden ser villanos como cuando Messi el talento argentino hace lo imposible, fallar el penal para que Argentina no pueda ganar su partido ante Islandia, lo cual causo desaliento entre los argentinos.

Más allá de los resultados obtenidos por Portugal y Argentina, mañana nuevamente los feligreses estarán ahí, en el templo del futbol (estadio) o frente al televisor, cargados de reverencia, estallando de fe, explotando de entusiasmo y desbordantes de alegría por su equipo, por su bandera, por su amor…….
Su Majestad el Futbol, te roba el corazón. Ha robado el corazón de muchos, incluso el de Vladimir Putin (Presidente de Rusia). (O)

Deja un comentario