El Ecuador que debemos conocer rumbo a Pedernales / Luis Alfredo Silva Zambrano

Columnistas, Opinión

Pedernales es uno de los cantones de la provincia de Manabí, hoy convertido en uno de los balnearios playeros, que recibe muchos turistas que buscan playas extensas, sol radiante y grandes olas.


Para Ambato, Pedernales constituye la playa más cercana de las que existen en nuestro país. Atacarnas, en la provincia de Esmeraldas, está a 420 kilómetros; Playas, ubicado en el perfil costero de la provincia de Guayas, dista 385 kilómetros y Pedernales se encuentra a 320 kilómetros.


Para llegar a Pedernales se tiene que atravesar las subregiones lnterandina y el Flanco Exterior Andino Occidental, de la Sierra y las subregiones de la Gran Llanura y Costera, del Iltoral. Todas presentan paisajes diferentes y sumamente hermosos.

En la subregión lnterandina, se puede admirar las diversas elevaciones que se destacan en la cordillera de los Andes. Impresionan por los parajes que originan; el Cotopaxi, con sus enormes glaciares que se deslizan por el cono volcánico y los lllinizas, con sus cumbres pirámidales unidas por una ensillada; el Rumiñahui, con sus negros picos rocosos que se proyectan por doquier, y el Pasochoa, con su enorme caldera llena de vegetación silvestre.

En el Flanco Exterior Andino Occidental, que se halla en las laderas exteriores de los cerros del oeste de los Andes, existen altas y fabulosas cascadas que descienden mediante saltos impresionantes, para ir a depositar sus aguas en el río Pilatón que corre por el fondo de valle.

En la Gran Llanura, de la región Litoral, el relieve es llano, interrumpido por pequeñas elevaciones y depresiones; todas cubiertas por la verde vegetación herbácea, que da paso al aparecimiento de altos árboles de balsa, caña brava y en especial, palmeras, que se elevan sobre el abundante pasto natural que cubre la zona.

Cruzando La Cordillera del Litoral, desde lo alto se contempla Ia subregión Costera, que forma dilatadas playas que están acariciadas por las olas, que van a morir en las candentes arenas.

En esta última subregión está Pedernales, una ciudad activa, de gran movimiento comercial, que muestra edificios antiguos y modernos que dan lugar a una simpática urbe alegre y tropical. Las amplias playas que posee le han transformado en un lugar de atracción turística, para pasar momentos inolvidables frente al mar, «donde la vida es más sabrosa».

Si usted desea apreciar lo que presenta el trayecto a Pedernales, determinar la variedad de fantásticos paisajes, caminar descalzo en la arena, tomar baños de sol a sus anchas, nadar en las cálidas aguas del océano Pacifico, salir de la rutina y entrar en el mágico mundo de la naturaleza, viaje a Pedernales.

Deja un comentario