El Ecuador que debemos conocer Puerto López y las ballenas jorobadas /Silva

Columnistas, Opinión

Puerto López, se encuentra en La Subregión Costera, de La Región Litoral, de La Provincia de Manabí; es el más meridional, de los veintidós cantones que posee, «La Tierra Hermosa de mis Sueños».

Se puede arribar a Puerto López, siguiendo por las carreteras que atraviesan los cantones: Ambato, Mocha, en La Provincia de Tungurahua; Riobamba, Colta, Pallatanga, Cumandá, en La Provincia de Chimborazo; Bucay, El Triunfo, Durán, Guayaquil, en La Provincia del Guayas; Santa Elena, en la provincia del mismo nombre, y Puerto López, en La Provincia de Manabí.

Desde La Ciudad de Santa Elena, se toma «La Ruta Spondylus» que va por La Subregión Costera. Luego de recorrer, aproximadamente, 100 kilómetros, arriba al Mirador Los Piqueros, desde donde se contempla, toda la belleza de Puerto López y su maravilloso entorno.

Puerto López, es el centro de las operaciones de El Parque Nacional Machalilla; es el sitio ideal, para partir a La Isla de La Plata, para admirar: la flora y especialmente la fauna, similares a las que poseen. La Región Insular o Galápagos, a las ballenas jorobadas; a La Playa de los Frailes, la décima tercera mejor playa del mundo; a la Comunidad Agua Blanca, para visitar EL Museo Arqueológico, de La Cultura Manteña, y  la Población de Salango, para saborear «El Manjar de los Dioses», el ceviche de la concha spondylus.

Las ballenas jorobadas aparecen, frente a Puerto López y a La Isla de La Plata, cada año, entre los meses de Junio a Septiembre; es la temporada, para observar los saltos que realizan, al sumergir y emerger, repentinamente, los chorros de agua que lanzan y el agitar de la enorme cola, que se eleva sobre las olas del mar.

Algunas ballenas, pueden alcanzar 30 metros de longitud y pesar 135 toneladas el equivalente de 30 elefantes o bien de 1.600 personas; según indican los datos, de La Enciclopedia de La Vida Animal, de La Editora Bruguera.

Las ballenas jorobadas aparecen, en el mar territorial ecuatoriano, proceden de La Antártida, donde viven; en invierno, emigran a mares templados, lugar en que nacen sus ballenatos. Los desplazamientos, están condicionados, en gran parte, a la disponibilidad de alimentos. Todo ese ambiente, tiene nuestro mar.

Deja un comentario