Un viaje por la carretera panamericana sur / Luis Alfredo Silva

Columnistas, Opinión

PROVINCIA DE LOJA. Atravesando el puente sobre el río Oña, se ingresa a la provincia de Loja; un gran arco de hierro nos recibe y nos da la bienvenida, a la provincia mas meridional de la región Andina.

La carretera Panamericana Sur, entre las provincias de Azuay y Loja, muestra en algunos sectores, una coloración rojiza debido a la presencia de oxido ferroso.Tambien llama la atención, en los sitios rocosos, la forma como se han dispuesto las rocas en grandes columnas; el paisaje geográfico es totalmente diferente, al norte del pais.

La carretera sigue por un elevado altiplano, de 2.500 metros de altitud promedio, hasta llegar al cantan Saraguro. La cabecera cantonal, es una población que se encuentra junto a la vía. Posee un hermoso parque, una iglesia tradicional, calles adoquinadas, casas ancestrales y modernas. La feria que se realiza los días domingos, es muy concurrida, la que ofrece a los turistas, hermosas y autóctonas artesanías.

La carretera va descendiendo por una meseta, que se encuentra interrumpida por los valles que originan los ríos San Lucas y Las Juntas; en donde se halla el apacible pueblo de San Lucas. El descenso continua, hasta llegar a la ciudad de Loja.

La ciudad de Loja, es la principal urbe histórica y cultural del sur, esta ubicada entre los valles de los ríos Malacatos, Zamora y Jipiro, rodeada de impresionantes montañas. Tiene modernas avenidas, con parterres llenos de arboles y flores; sus construcciones antiguas y modernas, tenen un atractivo especial por su coloridoy estilo.

Continuamos por la carretera que conduce al cantón Catamayo, que va por una zona montañosa que permite contemplar asombrosos cerros y el verde valle del río Catamayo. La ciudad tiene numerosas casas de variados colores, que limitan rectas calles de la población de clima cálido. Es un pueblo donde se puede saborear los ricos platos de la comida lojana.

Se avanza y luego de un breve recorrido se va a la izquierda, hasta la población de Velacruz, para continuar rumbo al sur, hasta la ciudad de San Pedro de Catacocha. Es muy atractiva, rodeada de montañas entre las que se destaca la denominada Shiriculapo, conocida también como «El Balcón del Inca»; es un espectacular mirador que constituye un atractivo turístico. Se continua y se llega a la población de EI Emplame y luego a la ciudad de Macará, en donde termina la carretera Panamericana Sur. (O)

Deja un comentario