El destino nos tiene otro lugar / John Tello Jara

Columnistas, Opinión

Un niño que, a la edad de 6 años, recogía piedras, las pintaba y vendía a sus amigos, lustraba zapatos y retiraba la nieve de las casas en invierno, como manera de ganarse la vida y tratar de apoyar la economía del hogar.

En cierta ocasión al lustrar zapatos, escuchó decir a su cliente que la gente adinerada se reunía en una cafetería en New York, al día siguiente este muchacho se dirigió a ese sitio, compró una taza de café, y tan solo se quedó viendo lo que hacía la gente rica, de lo que conversaban, sus gustos, sus trajes y más que todo, la atención se centraba cuando hablaban de negocios y dinero.

Escuchaba, anotaba y aprendía todo lo relacionado al mundo financiero en esa cafetería,  no tenía estudios universitarios sin embargo construyó un gran imperio, estamos hablando de John D Rockefeller. Todos conocemos su historia, pero quiero referirme al hecho que nosotros debemos aprender a rodearnos de gente positiva y vinculada al mundo empresarial, si queremos ser exitosos.

Cuantas reuniones en fines de semana tenemos en la juventud, en la etapa universitaria e incluso ya de profesionales con nuestros amigos y, reflexionemos, cuales son los temas que tratamos, de qué hablamos, obtenemos algún resultado concreto o tan solo son tertulias en los que el licor es el primer homenajeado mientras que las ideas de emprendimiento escasean o se vuelven vanas.

Mucha gente quiere ser empresaria y la obtención de un título académico es un paso fundamental para dicho cometido, pero la esencia de nuestro objetivo debe centrarse en las buenas compañías y los temas a tratarse.

Estrategias adecuadas como la disciplina (alimentación, salud, ejercicios, recreación, apoyo social, cuidado del ambiente), la persistencia como hábito de vida y más que todo la investigación y el estudio son los pilares en los que se mueven los emprendedores de hoy.   

El destino nos tiene reservado otro lugar sin duda alguna, pero nosotros debemos buscar el camino adecuado que nos llevará hacia nuestro sueño, con el fin de apoyar a la sociedad entregando productos de buena calidad. (O)

Deja un comentario