El confinamiento parcial ha golpeado la economía / Juan Diego Valdivieso Rowland

Columnistas, Opinión

El Estado de Excepción, decretado por el presidente Lenín Moreno el 23 de abril pasado y que tendrá vigencia hasta el 20 de mayo, ha demostrado ser ineficaz en cuanto a la ralentización de los contagios de Covid-19 y hospitalizaciones. Asimismo, ha implicado un duro golpe a la economía nacional.

Muchos empresarios estaban en una etapa de recuperación, luego del año de pandemia. Sin embargo, medidas como el confinamiento durante los fines de semana y el toque de queda entre las 20:00 y las 05:00 han mermado al sector de alimentos y bebidas, así como al comercio.

En el campo epidemiológico, según datos recabados por Carlos Oporto, experto en recolección de datos, con corte al 5 de mayo de 2021, las cifras de contagios, hospitalizaciones y defunciones no habían disminuido significativamente comparando con los días y semanas previas. Sin embargo, aún es muy prematuro evaluar la efectividad de las medidas.

Hasta esa fecha había 402.060 casos en total (+1.764); 1.949 diarios (+25); 19.242 defunciones según el Ministerio de Salud Pública (MSP) (+20); Un total de 56.604 fallecidos en exceso (0 ese día); se habían realizado 1’334.841 pruebas; había un 35.10% de positividad (-0.54%); 2.043 hospitalizados (-13 que el día anterior) y el 1.5% de la población había recibido dos dosis de las vacunas.

Las provincias donde más habían aumentado los casos eran Pichincha, 845 casos adicionales; Guayas con 215 y Tungurahua con 143. En cuanto a hospitalizados activos por Covid-19 había 1.931 personas (113 menos que el día anterior); 620 personas en UCI; y este importante dato: 42.414 altas hospitalarias (361 más que el día previo).

Por otro lado, el impacto económico ha sido enorme. Según El Heraldo, “luego de dos fines de semana de confinamiento, se calculan pérdidas por USD 11.400 en todos los sectores de la economía, mientras que en el sector comercial se habrían perdido alrededor de USD 6.000 millones a nivel nacional”, según este medio.  

Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), manifestó que las restricciones no tienen viabilidad económica ni médica. “En lugar de confinamientos totales en donde todos pierden ingresos y no se reducen los contagios, se deben tomar medidas focalizadas en base a sólidos datos epidemiológicos”, subrayó.

La Federación de Cámaras de Comercio y la Federación Médica Ecuatoriana realizaron una declaración conjunta en donde restan toda validez y efectividad a los confinamientos de los fines de semana. Se sugiere hacer pruebas masivas a la población, para identificar los casos y aislar a los enfermos mientras se recuperan.

Luego del 20 de mayo, los datos nos mostrarán un desagradable panorama económico y se habrá confirmado la poca efectividad del confinamiento. (O)

Deja un comentario