Eeasa con hitos en infraestructura

Ciudad

Con patrimonio que supera los 300 millones de dólares,  la Eeasa es una de las empresas de mayor estatura económica y financiera  en la región central. (Foto Eeasa)

Los 62 años de creación de la Empresa Eléctrica Ambato (Eeasa) tienen hitos en la infraestructura. La Eeasa inició su gestión en el aspecto de generación con la Central Hidroeléctrica Miraflores y con la primera etapa de la Central Hidroeléctrica La Península.

La Central Térmica El Batón entra en operación en 1967 con 1500 kW, ampliada a 5980 kW en 1975. Tres años después (1978), con el aporte del Ex−INECEL, entra en servicio la central de combustión interna Lligua con 5000 kW de potencia nominal.

La empresa es parte del Sistema Nacional Interconectado (SNI) en 1977 recibiendo el aporte energético de la Central Pucará, a través de la subestación Oriente.  A finales de la década de los setenta y comienzos de los ochenta, el Programa de Subtransmisión, fase A, promovido por el ex Inecel, le permitió a la Eeasa contar con varias subestaciones de 69 a 13,8 kV y con el anillo de subtransmisión a 69 kV, alrededor del cantón Ambato.

En 1986, la línea de transmisión Baños-Puyo, aislada para 138 kV (operando inicialmente a 69 kV); fue la primera línea que unió la Amazonía con el SIN a través de la subestación Puyo 1.

La Eeasa en el presente año dispone de 19 subestaciones con potencia instalada de 346 MVA. Todo este conglomerado de subestaciones y pequeñas centrales de generación es supervisado, controlado y operado por el centro operativo denominado CECON, que tiene el carácter de regional y que, en su versión actual fue inaugurado en mayo del 2016. (I)

Deja un comentario