Propaganda presidencial en el gobierno de Lasso / Editorial

Editorial

Uno de los contrastes más importantes entre el gobierno de Rafael Correa y el de Lenin Moreno fue la disminución de la propaganda presidencial. En la época correista eran habituales las cadenas nacionales, para atacar a algún personaje o para resaltar la gestión del ex Primer Mandatario. En el mismo sentido, los sábados, por aproximadamente cuatro horas, se enlazaban varios canales y radios a las ya recordadas Sabatinas.

El Presidente Lenin Moreno, desde el inicio de su mandato marcó una diferencia con su antecesor, al eliminar las Sabatinas y disminuir los enlaces ciudadanos. Entre los ecuatorianos esa actitud fue muy bien acogida, ya que muchos estaban cansados de los cortes injustificados de la programación regular de los canales de televisión y de las radios. Estamos de acuerdo que se mantenga informada la ciudadanía, no obstante, los recursos destinados a ese fin deben ser usados responsablemente.  

El Presidente Guillermo Lasso fue siempre crítico del estado de propaganda de la época correista y, por el otro lado, el excandidato Andrés Arauz aceptó que en la época correista hubo excesos en temas de comunicación. Por lo tanto, sorprendió cuando se hizo público que el Presidente Lasso, que había indicado que comunicaría únicamente por redes sociales, inició una contratación por un millón de dólares para que una empresa privada maneje la comunicación de la presidencia. 

Deja un comentario