¿Mercados quebrados? / Editorial

Editorial

     Lastimosamente, la realidad no ha cambiado en comerciantes ambateños dentro de la Red de Plazas y Mercados, por la falta de compradores y apoyo de un nuevo modelo gestión, evitando ferias libres, incluso en parroquias, según dirigentes.   

   Así como se tienen normas de bioseguridad al interior de recintos feriales, la inconformidad frente al comercio desleal informal, se mantiene visible, acción cuestionada por parte de la Red mencionada. Falta de control de entes municipales cantonales, sumándose a la baja inversión en promoción de centros de acopio, son las demandas para poder reactivarse.  

    Lo que era semanalmente buena venta de productos alimenticios, si hablamos en el ámbito de producción agrícola, llevando estándares de calidad en cosechas en zonas rurales con granjas e invernaderos, puestos en mercados, los mismos han sido abandonados y olvidados por los “caseritos” que acudían a comprar diariamente. 

  El pronunciamiento es claro. La exigencia de reuniones con autoridades provinciales y locales para tener una opción de resurgimiento económico, es urgente y prioritaria, más aún teniendo el cobro de arrendamiento elevado por uso de espacio al interior de un recinto ferial, cuando al exterior, este tipo de pago no existe y la ganancia es mayor a la de un comerciante formal.  (O)

Deja un comentario