Escándalos en la Nueva Asamblea / Editorial

Editorial

A pesar de haber existido históricamente legisladores muy populares, el Legislativo ecuatoriano siempre ha tenido niveles bajos de aceptación. El antiguo Congreso Nacional y la actual Asamblea Nacional se han ubicado, incluso, por debajo de los números de los presidentes del Ecuador más impopulares.

Los analistas políticos han determinado que la baja aceptación del Legislativo, como poder del Estado ecuatoriano, se debe a que la ciudadanía le adjudica todos los perjuicios del País y ningún beneficio directo. Al ser el órgano encargado de la aprobación de leyes, esta constantemente discutiendo sobre el incremento de tributos y aprobando nuevas restricciones a la libertad individual.  

La popularidad actual del Legislativo, de ser cierta la información ventilada por varias encuestadoras, es sorprendente. Parecería que era imposible que la nueva Asamblea Nacional sea más impopular que la saliente, que estuvo del 2017 al 2021.   

Desde el presente año 2021, año en el que inició del periodo legislativo, ha habido varios escándalos que han involucrado a asambleístas de distintas bancadas. Se está investigando a la Vicepresidenta de la Asamblea por chats comprometedores, se iniciaron procesos judiciales en contra de varios asambleístas por delitos penales. En definitiva, han existido razones para que la aceptación de la Asamblea Nacional sea tan baja. (O)

Deja un comentario