Ciudades verdes / Editorial

Editorial

Cada día el concreto y los bloques ocupan espacios que antes eran campo. Si bien las casas y los edificios son sinónimo de prosperidad, generan también perjuicios en la vida de los ciudadanos. La falta de árboles y jardines en áreas urbanas no permite, a quienes habitan esas zonas, respirar aire puro.  

Es importante que el crecimiento urbano de una ciudad sea bien planificado, sobre todo en lo concerniente a áreas verdes. Hay distintas políticas que colaboran con el mantenimiento y creación de dichos espacios, por ejemplo, beneficios tributarios para los constructores que planten jardines, beneficios económicos a lotizaciones que donen espacios para parques, entre otras políticas nacionales y locales.  

La Organización Mundial de la Salud ha determinado que, para una vida sana, son necesarios 9 metros cuadrados de área verde por habitante. En la Capital ecuatoriana hay 22 metros cuadrados por habitante, posicionándose así entre las 10 ciudades de Latinoamérica con más áreas verdes. No existe un promedio certero de metros cuadrados por habitante en Ambato.

Es evidente la importancia de que se construyan parques y se planteen árboles en nuestra ciudad. Las construcciones en Ambato ocupan cada vez más áreas que solían ser campo, ante ese hecho hay que exigir de las autoridades una buena planificación respecto a jardines, parques y árboles. (O)

Deja un comentario