Cese de la usurpación /Editorial

Editorial


Venezuela se levantó con un nuevo llamado del presidente interino, Juan Guaidó, y del hasta hace poco encarcelado Leopoldo López, figura de la oposición a Nicolás Maduro y propulsor del joven presidente.

La imagen fue poderosa: Guaidó y Leopoldo López flanqueados por miembros de las fuerzas armadas reveladas contra el dictadorzuelo chavista. Nunca antes había estado el país llanero tan cerca de sacar a los usurpadores del poder legítimo como con éste último levantamiento que, si tienen suerte, expulsará definitivamente a Maduro y sus secuaces.

Los rumores no dejaron de correr. Algunos argumentaban que Maduro quiso abandonar el país en un avión pero que Rusia lo detuvo. Que era rehén de un grupo de militares y más conjeturas. Lo cierto es que el levantamiento tiene hoy una potencia que antes no había tenido y que podría virar, de una vez por todas, a aquellos militares que sinrazón todavía defienden a Maduro.

Algunos incluso tan imbuidos de odio que fueron capaces de atropellar con tanquetas a ciudadanos que protestaban en la calle. Literalmente, los pasaron por encima, a vista y paciencia de todos y de las cámaras de video. Solo el tiempo nos dirá que pasará con nuestros vecinos del norte. (O)

Deja un comentario