Camino a Carondelet / Editorial

Editorial

Probablemente nos encontramos ante la elección presidencial más incierta de los últimos años. Se han retirado de la papeleta varios personajes políticos que sonaban como los más opcionados para ocupar la silla de Carondelet. Ni los mejores politólogos han logrado descifrar quienes podrían pasar a segunda vuelta electoral.  

El primero en desistir fue Jaime Nebot, dejando libre un sólido electorado que estaba a la expectativa de su candidatura. Sorprendió la retirada de Otto Sonnenholzner, considerando que renunció a la vicepresidencia del Ecuador y se pensaba que era para correr por la presidencia en el 2021. Lo que fue completamente inesperado fue la retirada de Álvaro Noboa de la carrera presidencial, justo después de lograr que el Tribunal Electoral disponga la subsistencia de su movimiento.

Durante la época correista era evidente una importante aceptación de Alianza país, por lo tanto, se polarizaba con el candidato más opcionado de la derecha. Los politólogos y las encuestadoras se limitaban a predecir si había o no segunda vuelta. Por el momento no existe polarización y el escenario del 2021 es completamente incierto. Aplaudimos que se respire un aire de democracia en el Ecuador, sin embargo, es importante que los votos de cada tendencia se centren en un candidato.   (O)

Deja un comentario