Ecuador sigue una tímida reactivación

Nacionales
Una mujer pesa alimentos en un mercado. (Foto EFE)

Quito, (EFE).- El Gobierno ecuatoriano sigue sus tímidos pasos hacia la reactivación social y económica tras dos meses de cuarentena, aunque de hecho son los municipios los que se reservan esa prerrogativa previa autorización del Comité nacional de Operaciones de Emergencia (COE-n).

Según un informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, de los 221 cantones que hay en el país, otros seis se sumaron este lunes al cambio de color en la semaforización epidemiológica, y pasaron de rojo a amarillo.

Se trata de El Pan, Paute y Sevilla de Oro, en la provincia de Azuay; El Triunfo y Samborondón, en la de Guayas; y Chinchipe, en la de Zamora Chinchipe, todos en el sur del país.

Se suman así a los tres cantones que ya lo hicieron la semana pasada: Daule, también en Guayas, Palora y Santgiago en la provincia de Morona Santiago.

El semáforo amarillo supone un alivio en las restricciones de aislamiento, permitiendo cierta actividad comercial hasta ahora no autorizada, el tráfico de vehículos dos veces a la semana (según la matrícula) y un horario de toque de queda más reducido.

La ministra ecuatoriana de Gobierno, María Paula Romo, informó el fin de semana de que se reducirá las horas del toque de queda en el país en virtud de que semáforo epidemiológico esté en «amarillo» o en «verde», a fin de evitar aglomeraciones en el proceso de reactivación económico.Mañana también Guayaquil adoptara el semáforo amarillo.

Así, desde el próximo miércoles, el toque de queda en la fase «amarillo» comenzará a las 21:00 horas, en lugar de las 18:00 y se extenderá hasta las 05.00.

Cuando el semáforo esté en «verde», el toque de queda comenzará a las 00.00 y se extenderá, de igual manera, hasta las 05.00 hora local.(I)

Deja un comentario