Ecuador incursiona en la comida elaborada con cannabis

Nacionales
Así, desde finales de 2019 se puede encontrar gran variedad de productos comestibles con esos ingredientes, pese a que en el mundo el auge gastronómico del cannabis se remonta a los 2000. (Foto archivo)


Quito, (EFE).- La industria alimentaria ecuatoriana ha comenzado a incorporar el cannabis y sus derivados como ingrediente en sus comidas y bebidas, una tendencia que se inició con la despenalización el año pasado del cannabis con fines medicinales.

«Cuando se conoció la reforma del Código Orgánico Integral Penal (COIP), las industrias empezaron a investigar la semilla del cáñamo como alimento y al CBD (cannabidiol) por sus propiedades medicinales», indicó a Efe José Dávalos, presidente de Ecuacáñamo, una empresa que se dedica a promoción del cáñamo.

La pandemia de COVID-19, que obligó al aislamiento de la población durante varios meses, provocó ansiedad y estrés, que en consecuencia también incrementaron la venta de productos con Cannabidiol (CBD), básicamente por sus propiedades relajantes, explica Dávalos.

El empleo del cannabis en la comida era conocido desde hace milenios en el subcontinente Indio, mientras que en el Magreb, su origen parte de la elaboración del Mahjoun, un dulce a base de hachís enrollado con una variedad de especias, frutos secos y edulcorantes naturales.

En Ecuador, los primeros intentos culinarios a base de marihuana han sido el chocolate con CBD y hamburguesas con semilla de cáñamo.

Mayu Ecuador, una de las empresas pioneras, fabrica el producto denominado Chocomedical: chocolates orgánicos enriquecidos con CBD, Triptófano y Vitamina B6, endulzado con panela y libre de lactosa. (I)


Deja un comentario