Desfile de la gratitud: El registro oficial / Parte I / Jéssica Torres Lescano

Columnistas, Opinión

Esta pesquisa sigue la pista del “Desfile de la gratitud” organizado durante el Gobierno de Galo Plaza Lasso como resultado de las donaciones internacionales recibidas por Ecuador en el marco de la conmoción social ocasionada por el terremoto del 5 de agosto de 1949. El documento está dividido en tres partes: una primera sección que explora el establecimiento de la fecha como “día de la gratitud nacional” en la legislación ecuatoriana. La segunda entrega examinará el desarrollo del desfile realizado en Ambato, con la colaboración de parroquias y cantones de la provincia de Tungurahua y, una última parte que indaga las poblaciones que se adhirieron al agradecimiento.

El objetivo del artículo es ver los desastres naturales como los terremotos, como espacios de “communitas” o comunión fuera de las fronteras locales. En el registro oficial se explica que, a partir de 1949, cada 17 de septiembre debe recordarse a los pueblos amigos, así como los lazos de hermandad que unen a las naciones. El desfile fue un momento que expresaba el agradecimiento nacional, por este motivo, las poblaciones se vistieron de fiesta y engalanaron los espacios de la ciudad con símbolos cívicos para evidenciar la gratitud del pueblo ecuatoriano. El decreto señala:

“Art.1.- Declárese “DÍA DE LA GRATITUD NACIONAL” al sábado 17 de septiembre, en homenaje a la generosa ayuda prestada al Ecuador por las naciones y gobiernos amigos. Art.2.- A fin de que todo el país se movilice en esa oportunidad, considérase la fecha mencionada como día de descanso obligatorio para todo el país, debiendo izarse el Pabellón Nacional en todos los edificios públicos y casas particulares” (No. Registro oficial No. 311, 10 de septiembre de 1949. Decreto 1807).

Al respecto, la investigadora Estefanía Parra Ortiz lo califica como “un espacio de reconocimiento a la ayuda internacional, como una acción de gratitud” (2018, 49). Además, en el registro oficial se hizo explícita la colaboración de los países: “desde los primeros momentos, las naciones amigas acudieron espontanea y generosamente en auxilio del Ecuador, mediante el envío de médicos, enfermeras, misiones técnicas, aviadores, aporte de materiales, medicina, ropa, víveres, etc., donativos en dinero y aun la noble ofrenda de su sangre para salvar la vida de las víctimas del sismo” (No. Registro oficial No. 311, 10 de septiembre de 1949. Decreto 1807). El día de la gratitud nacional es el resultado de la solidaridad internacional desplegada en momentos de crisis. Es decir, que los desastres abren espacios de ayuda que rebasa fronteras. En la próxima entrega nos acercamos a la agenda de actividades del desfile de gratitud en Ambato. (O)

Deja un comentario