Covid-19: ¡Realicen más pruebas! / Juan Diego Valdivieso Rowland

Columnistas, Opinión


En la mañana del 24 de marzo, la directora del Servicio del Gestión y Emergencias (SNGRE), Alexandra Ocles, señaló que hay 1 049 personas contagiadas por el coronavirus covid-19 en Ecuador. El número de fallecidos llega a 27 personas. Guayas sigue siendo la provincia más afectada, con 806 casos positivos. Luego está Pichincha con 71 casos, Los Ríos con 32, Azuay con 28, Manabí 30, Loja 7, Bolívar 9, Chimborazo 9, Santo Domingo de los Tsáchilas 7, Cañar 7, Morona Santiago 6, Imbabura 4, Sucumbíos 6, Esmeraldas 3, El Oro 14 y Santa Elena 6 y Tungurahua con 2. Según la vocera, 18 de las 24 provincias tienen pacientes contagiados. Se menciona que hay 1 184 personas bajo sospecha y que se han tomado 3 444 muestras. Asimismo, 55 personas están en terapia intensiva, 78 hospitalizados y 886 aislados en sus domicilios.

Respecto al bajo porcentaje de pruebas realizadas en Ecuador, el científico Santiago Ron, biólogo de la Universidad Católica en Quito, señala que el número de casos de Covid-19 no toma en cuenta el número de pruebas aplicadas, lo que resulta un problema. Señala que hay pocas pruebas para aplicar y muchos enfermos. El Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (INSPI) estaría evaluando a casos con síntomas muy avanzados, que frecuentemente son positivos. Al tener eso en cuenta, las estadísticas para Ecuador son preocupantes ya que la mitad de las pruebas aplicadas (48%) están infectadas, un valor mayor a países como Italia, donde el 22.7% de las pruebas son positivas. El bajo porcentaje de pruebas aplicadas hace que la mayoría de infectados no estén siendo detectados. De ahí surge la importancia de aplicar la mayor cantidad de pruebas posibles y a la vez incrementar el distanciamiento social. Para esto, el presidente Lenín Moreno señaló que el gobierno nacional ha adquirido 100 000 pruebas y el IESS 500 000 adicionales. También ordenó el toque de queda obligatorio desde las 14:00 hasta las 05:00 en todo Ecuador. Ecuatoriano, Tungurahuense y ambateño, ahora más que nunca ¡Quédate en casa! (O)

Deja un comentario