Coronavirus pone a prueba a la economía / Edison Narvaez Z.

Columnistas, Opinión

Una vez que el Coronavirus terminó saliendo de la China, se ha propagado por el mundo de una manera exponencial, afectando el crecimiento de la economía mundial en general y de Latinoamérica en particular; de hecho, el Fondo Monetario Internacional prevé una recesión económica para Latinoamérica y el Caribe, pues esta pandemia afecta principalmente al sector petrolero; y ahí es donde más nos duele como país.

El Covid-19 viene a ser la gota que derrama el vaso para nuestra escuálida economía; ya que esta pandemia (declarada así por la OMS) trajo consigo funestas noticias: La reducción del precio del petróleo a precios increíbles (menos de $20 el barril), descenso de la cotización de los bonos basura (menos de 40 centavos de dólar), y la subida del Riesgo País cerca de los 4.000 puntos. ¡Perra Suerte! como dirían en el barrio.

Lo que es peor, el gobierno no termina de lidiar con los desajustes fiscales, ha incumplido con el FMI, pues nunca encontró acuerdos ni para reducir el gasto corriente, ni para subir impuestos, ni para eliminar subsidios, hasta la Asamblea le dio la espalda rechazando varias reformas económicas y fiscales

El Virus ciertamente será transitorio, suponemos que va a disminuir (no sabemos cuándo); el problema es el efecto secundario que golpea a la Microeconomía, y es la falta de liquidez cuyo primer impacto es sobre el consumo. La débil estructura de ingresos de las familias producto del desempleo y subempleo, deterioran la capacidad de consumo y la capacidad de pago de los ecuatorianos, que conlleva al incremento de la morosidad. Este es un tema serio que el Sistema Financiero (bancos y cooperativas) con los organismos del control (Superintendencia de Bancos y Superintendencia de Economía Solidaria) deben tratarlo de una manera imperativa, diseñando estrategias que tiendan por un lado a aliviar las obligaciones de pequeños y medianos empresarios, pero también que coadyuven a cuidar la liquidez del sistema

La preocupación del Sector Real de la economía, (principalmente el sector primario: agricultura, caza y pesca y el sector secundario: la industria que transforma las materias primas); no es que las empresas van a dejar de ganar, la zozobra es conseguir nuevos capitales para continuar operando.

Sin duda el Coronavirus pone a prueba la economía, nos llena de inquietud como el gobierno y los diferentes sectores mitigarán el impacto de esta crisis, quizá recortar los tipos de interés para apoyar al sector real y así estimular la demanda. Por ahora aprovechemos la oportunidad que nos da esta crisis: “Quedarnos en casa”, para compartir con los nuestros, para unir a la familia, para reivindicarnos con la Fe, para reiterar que la Familia es el núcleo que construye una sociedad honesta, justa y responsable. (O)

Deja un comentario