Contaminación de ruido preocupa a vecinos de Ingahurco

Barrios, Especial, Especial de la semana
En el barrio se instalan centros de comercio y educación. (Foto El Heraldo)

Calles convertidas en garajes, basuras e inseguridad aquejan a los moradores de las calles Venezuela, El Salvador y Argentina del barrio Ingahurco.

Sin embargo, lo que más causa malestar es la llegada de buses interprovinciales en la madrugada. El sonido estridente de los motores despierta a los vecinos, quienes han soportado el problema por más de dos años.

“Es injusto, uno llega cansado del trabajo y a las dos o tres de la mañana empiezan a llegar los buses, cuyas oficinas están en la zona. Se les ha pedido que apaguen los motores, pero no hacen caso”, comentó Olga Durán.

El smog que genera cada automotor ingresa por los orificios de las ventanas y causa enfermedades, dicen los preocupados moradores.

Piden que el problema sea solucionado por las autoridades, ya que han tratado de dialogar con los conductores, pero no consiguen respuestas positivas.

Alfredo Gómez contó que los buses pasan encendidos por más de tres horas hasta el descargue o bajada de pasajeros y esto molesta.

“Aceptamos que lleguen los buses y se estacionen incluso frente a nuestras viviendas, pero deben tomar en cuenta que el ruido de los motores y la contaminación que generan, causa malestar”, aseguró Alberto Ortega.

Adicionalmente, solicitan la respectiva seguridad policial, ya que en la zona se concentran personas extranjeras que amedrentan a estudiantes que están en la zona. (I)

Deja un comentario