Consejo Transitorio / Editorial

Editorial, Opinión

 

No cesan los apoyos ni tampoco los ataques al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, presidido por el doctor Julio César Trujillo Vásquez. El Consejo se ha convertido, desde su posesión, en un organismo capaz de poner la casa en orden sin contemplaciones de ningún tipo.

El doctor Trujillo, a su vez, se ha convertido en la persona que preside una función pública con la mejor imagen entre los ciudadanos, incluso veinte puntos más arriba que el propio presidente de la República. Un contundente sesenta por ciento avala su gestión, según la última encuesta de Cedatos.

¿Por qué tanta polémica a su alrededor? Porque, dentro de lo que le faculta el mandato constitucional otorgado en las urnas por los ecuatorianos, se encuentra evaluando y cesando -si así lo amerita- a funcionarios de todo rango.

Este accionar es precisamente el que ordenaron los ecuatorianos en la Consulta Popular propuesta por el Presidente de la República en su afán de cambiar la institucionalidad del país luego de más un década de autoritarismo y totalitarismo. Ojalá que su tarea avance sin dilaciones y sin interrupciones. Necesitamos como país recuperar la independencia de funciones, la profesionalización del servicio público y terminar con un Estado entregado al partido político de gobierno. (O)

Deja un comentario