Comida sin control afuera de planteles educativos

Ciudad

Las ventas informales afuera de escuelas y colegios toman espacio. (Foto El Heraldo)

Con el retorno presencial a los planteles educativos, las ventas informales en las afueras escuelas y colegios se reactivaron, al igual que los problemas sanitarios.

La aglomeración de vendedores en evidente, quienes ofrecen papas fritas, helados de mango verde, micheladas de maracuyá, tamarindo –grosellas y limón con sal o vinagre, golosinas, entre otros alimentos que no contienen registro sanitario o fecha de caducidad.

Las ventas aparecen al ingreso y término de la jornada educativa, incentivando a los estudiantes a consumir lo señalado.

Algunos docentes aseguraron que han tratado de concienciar a los vendedores, sobre todo, para que expendan productos frescos que no hagan daño a la salud de los estudiantes.

“Las autoridades deberían controlar la situación, ya que algunos productos no se sabe si son o no frescos. Ya tuve problemas con mi hija de ocho años, quien se enfermó de una infección intestinal”, comentó Yolanda Urbina, madre de familia.

Ante ello, Edison Pulister, director del Distrito de Salud Ambato, indicó que hasta el momento no se ha registrado algún incremento en la morbilidad de patologías digestivas causadas por el consumo de alimentos consumidos afuera de las unidades educativas.

“Estamos atentos al tema, ya que siempre se hace el análisis correspondiente de las patologías que se atienden en cada unidad de salud. En caso de registrar un incremento, se hace el seguimiento pertinente con la identificación de brotes. Aquí se encienden las alertas con la activación del equipo de Epidemiología”, explicó.

Pulister recomendó a los padres de familia enviar alimentos preparados desde casa con toda la asepsia para evitar problemas digestivos en los menores de edad.

Hay que recordar que hace cuatro años y medio, el Municipio de Ambato inició con el control o registro de los vendedores que se ubican fuera de los planteles educativos, asignándoles un catastro y capacitación; pero, desde ese momento no se ha retomado el tema. (I)

Deja un comentario