Comercios proliferan en lugares residenciales

Ciudad
Sectores como Ficoa han dejado de ser residenciales por el incremento de locales comerciales. (Foto El Heraldo)

Ambato es una ciudad comercial y productiva en constante crecimiento, que sinérgicamente sigue las tendencias globales de desarrollo urbano y económico, ya sea desde la planificación municipal o desde el propio accionar de su población, según el analista económico Sebastián Amaluisa.

“En los últimos años, la ciudad ha experimentado la expansión de su zona comercial hacia áreas urbanas donde el uso de suelo era netamente de tipo residencial. Una de las principales causas de esta tendencia es la saturación de áreas comerciales tradicionales como el centro de la urbe; en donde los elevados costos del suelo, tanto de espacios de arriendo como de venta, obligan a los comercios y proveedores de servicios a buscar nuevas zonas a donde expandir sus negocios”, destacó.

Varios focos de comercio han surgido alrededor de los centros comerciales de la ciudad, tanto en la avenida Atahualpa como en la Manuelita Sáenz. Últimamente se ha visualizado el incremento de locales comerciales en zonas residenciales tradicionales como Izamba, Ficoa y varios sectores de Huachi Chico. 

“Esta tendencia es el resultado de un uso múltiple del suelo, en donde su densificación permite revitalizar los espacios urbanos y generar una mayor interacción entre agentes económicos y diferentes actividades como vivienda, comercio y ocio”, añadió.

El uso mixto del suelo urbano genera varios tipos de beneficios para toda la sociedad. Económicamente, la población tiene acceso a varios bienes y servicios como alimentos, medicinas, espacios de esparcimiento y equipamiento; evitando la necesidad de movilizarse por grandes distancias en largos períodos de tiempo y generando un mayor dinamismo comercial. Como manifiesta Betty Salazar, propietaria de una ferretería en Izamba quien resaltó que este sector se convertido en comercial para facilidad de los moradores. “No tienen la necesidad de bajar al centro de la ciudad, porque en este lugar encuentran variedad de productos y ofertas”, confirmó.

Para el analista económico y ex presidente del Colegio de Economistas, John Tello, en sitios que son considerados residenciales y para instalar un local comercial debe sacar los permisos correspondientes y si no cuentan con el certificado de uso del Municipio, estarían incumpliendo con una normativa.

Sin embargo, para algunos moradores, no es beneficioso, porque de una ciudadela tranquila, al incrementarse locales comerciales en el sector, se altera la paz y tranquilidad. (I)

Deja un comentario