Cabuya perdura en el sector rural

Interculturalidad
Las pencas dividen a las propiedades en Sanjaloma. (Foto El Heraldo)

La cabuya, considerada planta sagrada para los indígenas,  desde épocas ancestrales provee de alimento y vestimenta. En varios terrenos del sector rural las cabuyas son utilizadas para fijar límites entre los terrenos. La planta en estos últimos años se explota para varios usos. 

Según María Chango, moradora del sector Salasaca existen dos tipos de cabuya: la blanca y la azul. La primera, en la actualidad, es escasa; mientras que, la segunda se la puede observar en gran cantidad. 

“Las raíces o el cogollo de la cabuya blanca la machacábamos en la piedra y formamos espuma para bañarnos y no tenemos problema de caspa, esta ayuda a prevenir la aparición de las canas”, explicó Chango. De la planta se pueden obtener materia prima para elaborar sogas para arrear ganado, alpargatas, sandalias y cinturones. 

Por su parte, la cabuya azul existe en varios terrenos de la zona rural. De esta se obtienen la bebida conocida como chaguarmishqui (sangre dulce), que según estudios es rica en nutrientes como la vitamina C, hierro, fósforo y calcio. Los tallos frescos se la utilizan como alimento para el ganado y cuando estos se secan sirven como leña. 

El chaguarmishqui es la savia del penco que siempre ha sido consumida como suplemento alimenticio por eso la tomamos, señaló Marcelo Jerez, morador de Salasaca. (I) 

Deja un comentario