Brigadas de Seguridad / Editorial

Editorial, Opinión

 

El trabajo conjunto de la Junta Parroquial, Policía Nacional y la Tenencia Política ha dado como resultado la conformación de un frente de seguridad en la parroquia Santa Rosa. Un equipo de 40 brigadistas ha venido fomentando la Seguridad Ciudadana, con el fin de resguardar y prevenir actos delictivos.

En buena hora, las brigadas ciudadanas, ejemplo para otras parroquias, rescatan la cultura de paz y la armonía que debería existir en barrios residenciales, más aún cuando los ciudadanos esperan la ‘erradicación total’ de la violencia en todos sus ámbitos, por la presencia de antisociales que irrespetan los bienes públicos con actos vandálicos, así como el despoje de pertenencias ajenas hacia personas cultas y trabajadoras.

Replicar y establecer Brigadas de Seguridad en la urbe ambateña, en sectores donde las autoridades de control muchas veces no llegan, sin duda, impulsarán y velarán por un mayor control al orden público; sobre todo, en horas de la noche, en que la proliferación negativa de delincuentes abunda en cada esquina.

Patrullajes diarios, así como otros campos de acción realizados en la parroquia Santa Rosa, por los integrantes de la Seguridad Ciudadana, han generado confianza plena en moradores, denotando seguridad en su lugar de convivencia, promoviendo un ambiente tranquilo para vivir. Ojalá otras parroquias adopten este tipo de Brigadas de Seguridad, para beneficio ciudadano. (O)

Deja un comentario