Armonía personal se logra con canalización energética

Interculturalidad

La combinación de la lanza de chonta con el cuchillo ayuda para cortar la energía negativa. (Foto El Heraldo)

El cuerpo, espíritu y mente deben tener armonía para que la persona sienta plenitud en su existencia. Cuando las preocupaciones llegan a los individuos y se concentran por mucho tiempo terminan por enfermar a quien lo padece, sostuvo el sabio peruano Napoleón Chávez Torres.

En el Parque Provincial de la Familia estuvo el yachak y ayudó gratuitamente a las personas que llegaron para restaurar su aura y compartir la energía positiva de la naturaleza.

“Para tratar a las personas empleo mi energía personal y del gran espíritu que es Dios. Se extraen las energías negativas de las personas y se las envía al cosmos”, sostuvo Napoleón Chávez.

Para evitar que las afectaciones energéticas lleguen al cuerpo, se debe neutralizarlas, una de la formas es sacar la lengua y pasarla por cerca a una vela encendida, ya que el fuego, comenta, es purificador natural.

Las personas enfermas están estresadas, tristes y sin ningún ánimo, es por eso que la misión de este yachak es ayudarlos en la armonización de la energía y por ende, curarlos.

Combina los saberes ancestrales con la kinestesia (movimientos corporales sumados al equilibrio, el espacio y el tiempo). Se complementa la purificación al paciente con fuego, aire, tierra, agua y adicionalmente se emplean metales. (I)

 

Deja un comentario