Apagar las Preocupaciones/Alejandra Sánchez Psicóloga Clínica

Columnistas, Opinión

¿Cuántas horas al día pasas pensando en el futuro? ¿Cuántos días a la semana piensas en todo lo que te preocupa? Es normal tener pensamientos de preocupación y desasosiego por el futuro, todas las personas los tenemos, sin embargo, si pasas la mayor parte de tu vida en ese estado las consecuencias para tu salud física y mental serán negativas, ya que tu cuerpo pasa de la regeneración, calma y la creación a un estado constante de alerta. Cuando el cuerpo esta en estado de alerta segrega ciertas hormonas y neurotransmisores que bloquean la creatividad del ser humano porque en ese estado lo único que le importa al cuerpo es sobrevivir. Las preocupaciones vienen del ego, de la necesidad de la corteza prefrontal del cerebro de quererlo controlar todo; puesto que es parte de sus funciones. No obstante, tenemos el poder de elegir apagar las preocupaciones, lo cual, es muy recomendable. Al trasladar toda la atención a la mente y sus preocupaciones dejamos de ser creativos y de estar presentes, donde realmente ocurre la vida. Queremos tener las respuestas a todo y la solución de cada problema inmediatamente, se puede pasar horas y días dándole vueltas a cualquier problema sin que nada ocurra. Pero que tal, si las respuestas a cada una de nuestras preocupaciones están realmente en el presente, cuando dejas tu mente y aterrizas en este momento con tus cinco sentidos puedes percibir lo que pasa en la realidad y no solo lo que tu cerebro te dice. El cerebro va almacenando la información a lo largo de tu vida, por lo tanto, en una mente en estado de alerta únicamente se pueden concebir soluciones de lo que se ha integrado en el pasado en el cerebro. Si eliges percibir conscientemente lo que pasa en el presente es mucho más fácil que tengas claridad al respecto de cualquier problema que surja, ya que te estas abriendo a nuevas posibilidades y no a lo que previamente tu cerebro ya establecido e integro como verdad única. Por lo tanto, es indispensable hacer las paces con no saberlo todo y no tenerlo todo bajo control. Recuerda una cosa, lo único cierto es la incertidumbre y cuanto antes lo aceptes más feliz serás. En la incertidumbre y la presencia plena están las posibilidades, en la preocupación del futuro únicamente existe un camino preestablecido.

Deja un comentario