Almacén sostenible para tesoros artísticos

Interculturalidad
También incluye a Tarzán, una locomotora de vapor de 7.200 kilos; un órgano de 7,60 metros de ancho que sobrevivió a las grandes inundaciones de mediados del siglo pasado en Países Bajos; y el trono real en el que se coronó la reina Guillermina (1890-1948), con una W gigante grabada en el respaldo, la inicial de Wilhelmina, su nombre en neerlandés. (Foto EFE)

Amersfoort (Países Bajos),  (EFE).- Medio millón de obras colocadas en salas con temperatura adaptada al material suman cuatro colecciones nacionales, incluida la del Rijksmuseum, que ya conviven juntas en el depósito de arte más grande de Países Bajos, un edificio sostenible que sirve de centro de conocimiento y conservación.

El Centro de Colección de Países Bajos (CC NL) de Amersfoort, que busca promover el tráfico de préstamos, será inaugurado el lunes próximo por la ministra de Cultura, Ingrid van Engelshoven, y, durante una visita previa, el gerente, Wim Hoeben, desengrana a Efe este proyecto, que empezó a “cocerse” en 2011 con las primeras conversaciones, y cuyo plan se definió en 2015.

“Es un edificio enorme de 31.000 metros cuadrados y es el resultado de la colaboración entre cuatro grandes instituciones responsables de gran parte de la colección de arte estatal. Todos teníamos problemas de espacio en los almacenes y decidimos diseñar un edificio que es ideal para nosotros cuatro”, explica, descartando la posibilidad de que otras instituciones puedan sumarse en el futuro.

El edificio fusiona las colecciones de arte del Museo al Aire Libre de Países Bajos (Arnhem), el Palacio Het Loo (Apeldoorn), el Rijksmuseum (Ámsterdam) y la Agencia del Patrimonio Cultural (RCE), instituciones que tenían estas piezas esparcidas por diferentes ubicaciones, ante la falta de espacio en sus depósitos.

Las obras van desde cuadros y esculturas, hasta mobiliario, una plancha, botes antiguos de detergente, carruajes, espadas o equipamiento de equitación.  (I)

Deja un comentario