La moneda en la economía / Jhon Tello

Columnistas, Opinión


Enfoquemos la dolarización desde diferentes ópticas,  anteriormente (con moneda propia, el sucre) el Banco Central tenía la potestad de manejar la Política Monetaria, es decir podía emitir  la cantidad de dinero que se consideraba necesitaba la economía del país para realizar las transacciones; pero erróneamente se consideró que mientras más dinero haya en el mercado, esto alentaba la producción, cuando en la práctica se debe sostener la ecuación proporcional que la cantidad de dinero que existe debe ser proporcional a la producción de bienes y servicios.

Al hacer caso omiso de esta realidad, el B. C. inició esquemas de devaluación monetaria a mediados de los 90,s   obedeciendo políticas no técnicas de gobiernos de turno llegando a niveles inflacionarios nunca antes visto en el Ecuador; ante este fenómeno económico la desesperación cundió en los mercados y nos  vimos en la necesidad de refugiarnos en una moneda dura como es el dólar (en ese entonces nadie quería tener el sucre porque se necesitaba mayor cantidad de esta moneda para adquirir la misma cantidad de dólares).

Llegó entonces la instauración oficial de la dolarización, que trajo solución a la Política Monetaria, ya que nos blindó de avatares de emisión de dinero sin respaldo, lo que impide hasta cierta forma que la inflación puede aumentar, ya que en esta nueva aventura que lleva 19 años, la inflación no pasa de un dígito.

Sin embargo, las exportaciones no se muestran competitivas, vía devaluación monetaria, lo que hace que nuestros productos sean más caros en el exterior al compararnos con productos de otros países como Colombia y Perú que si pueden devaluar, esto sumado a la falta de aplicaciones en algunos casos de economías de escala (reducción de costos) ha hecho que las empresas ecuatorianas no estén preparadas para exportar.

Llega la apertura de ciertos mercados como la unión europea, la alianza del pacífico (en carpeta) y la preocupación es evidente, cuando se habla del ingreso de productos con bajo arancel en un país como el nuestro que tiene moneda fuerte, entonces vemos que la moneda influye en la economía cuando faltan Políticas que alienten la producción. (O)

Deja un comentario