La más sublime creación / John Tello Jara

Columnistas, Opinión


Muchos artículos sobre la madre se escribe diariamente;  que es nuestro verdadero médico de cabecera y sabe exactamente lo que nos pasa; conoce los problemas que tenemos diariamente y la medicina que nos sienta bien; es cantante y nos arrulla con hermosas melodías  para dormirnos; es el chef que todo Restaurante quisiera tener ya que realiza los platillos más deliciosos y lo hace con el ingrediente más importante que es el amor; es un agente secreto ya que no hay detalle de nuestra vida que no lo conozca; es la profesora más preparada, conoce de matemáticas, física, química, gramática, inglés, etc.

Al acercarse el día de la madre, lo lógico es una celebración a lo grande y diversos establecimientos “se encuentran preparando para satisfacer nuestra expectativa”, venta de electrodomésticos (como que la cocina, refrigeradora, lavadora fuese de uso exclusivo de la madre), promoción de ropa (no importa la moda, lo importante es vender), viajes a otras ciudades e incluso diversos países, perfumes, platillos en restaurantes caros, serenatas, bailes, etc. “todas estas actividades formarían parte de un abanico de alternativas con las cuales podríamos festejar a mamá”.

Considero sin embargo que los hijos debemos estar conscientes de la importancia en la reunión familiar, si, de verdad, a las madres les encanta ver a los hijos, nueras, yernos, nietos, sin que traigan ningún tipo de problemas, que dejen de lado su “celular inteligente” porque lo que se desea es compartir como en los viejos tiempos, conversando como seres humanos y no como máquinas hipnotizadas.

Lo más importante es que NO DEBEMOS SOBRE ENDEUDARNOS para tratar de ser simpáticos con el ser más sublime de esta tierra, debemos analizar la verdadera necesidad de adquirir un producto midiendo los pagos mensuales que se debe realizar sin que esto afecte el normal desenvolvimiento de nuestros egresos periódicos, recordemos que en  fechas especiales como la navidad, día de la madre, del padre, cumpleaños, no debe tornarse en una celebración mercantil sino todo lo contrario, debe considerarse una fecha de recordación por todas las gracias que nos conceden; además el día de la madre no debe celebrarse solo en mayo, sino todos los meses y días del año. (O)

.

Deja un comentario