Unidad y desarrollo rural en Pasa

Interculturalidad

Las mujeres de la parroquia se centran en el tejido, luego de sus actividades cotidianas. (Foto El Heraldo)

Las mujeres de la parroquia Pasa se caracterizan por su trabajo laborioso en la agricultura y en su hogar. Según el sociólogo Patricio Tigse, la unidad y el esfuerzo es parte del diario vivir de la zona.

“Nosotros nos unimos entre vecinas para tejer y confeccionar busos, faldas o ponchos que se hacen de lana de borrego. Todos los productos vendemos y a veces los hacemos para nuestro consumo”, dijo María Sisa.

Cada tarde suelen juntarse en el parque central de la parroquia para continuar con sus labores del tejido.

María Pullas teje bufandas y cada semana confecciona tres que son vendidas a sus vecinos, especialmente para los jóvenes. “La mayoría me busca para solicitar las bufandas. Los precios bordean los dos o cinco dólares, todo depende de la lana y del tiempo que me tarde”, dijo.

Las mujeres de la zona rural mantienen su trabajo de amas de casa, en la agricultura y con el tejido. Según Patricio Tigse, ninguna de las féminas deja pasar el tiempo sin hacer nada. “Esta característica es la principal en ellas. Todas siempre tienen algo que hacer. En el campo el trabajo es permanente”, expresó.

Diariamente María Sisa sale hasta el parque central para ofrecer su producto que es colocado en fundas a la espera de los pedidos especiales.

La parroquia Pasa está ubicada al Occidente de Ambato a 15 minutos del centro de la ciudad. Su acceso es por la vía Aguaján. (I)

 

 

 

Deja un comentario