Tokyo 2 II Parte / Mirian Delgado Palma

Columnistas, Opinión

 

Continuando con el relato de lugares turísticos visitados, cabe citar la Torre de Tokio que mide 332m. de altura, funciona como una antena de transmisión de señales analógicas, está pintada con los colores rojo y blanco que es el símbolo de Tokio. Desde la torre tuve la oportunidad de mirar la puesta del sol, sorprendente crepúsculo iluminado por un globo de fuego, matizando el horizonte con serpentinas radiantes de colores de oro, púrpura, azul y fuego. Y en la noche una vista pictórica de Tokio, en toda su magnitud, que centella un espejismo de luces y prenden la ciudad. ¡Qué espectáculo!

La Torre Tokio Skytree, es una torre de radiodifusión mide 634 m. de altura, es la más alta estructura del Japón y la segunda mayor del mundo, está más a las afueras de Tokio.  Es sobrecogedor mirar la altura de ésta desde el último piso hasta la base, a través de los orificios de cristal debidamente protegidos.

Otro atractivo, el Templo budista de Sensoji es el más antiguo de Tokio, al año lo visitan alrededor de 20 millones de personas. Es el más importante de la ciudad. Los templos de Meiji y Zojoji igual que el primero son lugares sagrados a los que hay que ingresar con mucha ceremonia, purificándose las manos y brazos con agua y humo de incienso. Llama la atención las hileras interminables de estatuas de niños de piedra erigidas en los templos como deidades guardianas de los niños, que las familias dedican allí para el buen crecimiento y bienestar de sus hijos y nietos y también en honor y memoria a los niños fallecidos en los partos y abortos.

 

Los de Parques Shinjuku y Yoyogi, son otra novedad, el primero tiene 58 ha. cuenta con 3 hermosos jardines de estilo inglés, japonés y francés: y, es muy visitado en la celebración del Hanami (flor del cerezo), tiene 1500 árboles de cerezo. Es el lugar más visitado por los japoneses, por el relax que ofrece al estar fuera del bullicio de la ciudad. El segundo es uno de los parques más extensos que se encuentra ubicado en el centro de Tokio alado del santuario Meiji, posee una vegetación exuberante y hermosas lagunas y variedad de aves. Es un lugar muy acogedor y concurrido todos los días de la semana por su vistosidad y encanto.

Resulta  imposible describir varios sitios maravillosos que visité; sin embargo, no puedo dejar de referir ciertas costumbres que me llamaron la atención, como el transporte en bicicleta de hombres y mujeres; el servicio de taxi, el vehículo se ve flamante, no se puede tocar las puertas porque son automáticas y por dentro tanto el conductor como el interior del vehículo son impecables, el trato al usuario es con mucha formalidad y el valor del recorrido es el valor exacto que marca el taxímetro; la lectura de un libro lo hacen de derecha a izquierda y de arriba hacia abajo; el trabajo es la prioridad de los japoneses, por enfermedad no pueden faltar sino hasta 2 días con excepción de cirugías mayores; el saludo entre las personas es muy solemne, con inclinación de la  cabeza y las manos juntas, no se tocan ni entre familiares. No hay mendigos en la calle, ni tampoco delincuencia se puede caminar hasta altas horas de la noche con absoluta tranquilidad.

Finalmente, deseo compartir con ustedes con humildad, la emoción que sintió mí corazón, cuando visité la institución en la que trabaja mi hija. Al ingreso está un cartel con los nombres de la planta docente y sus respectivas fotografías; obviamente, por la letra de apellido figura primero Giovanna Amores, a continuación, la bandera y el escudo del Ecuador, seguida de una síntesis de su hoja de vida.  La emoción de ver las insignias de mi país en Japón al pie de su fotografía hizo rodar por mi rostro lágrimas de alegría y gratitud. No cabe duda de que la educación que recibió en el Centro Escolar Ecuador, Colegio Santo Domingo de Guzmán y Universidad Politécnica Salesiana, abonaron para que ella se haya ganado un sitial muy merecido por su competitividad y deje muy en alto el nombre de nuestro País, como así me refirieron los directivos.! ¡Mil gracias a tan preciadas entidades educativas! (O)

Deja un comentario