Tisaleo mantiene tradición de las guitarras

Interculturalidad
La elaboración de guitarras requiere de tiempo y paciencia. (Foto El Heraldo)

La elaboración de guitarras va de la mano con las tradiciones y desarrollo del cantón Tisaleo. Son más de 50 artesanos que se dedican a estos instrumentos de música.

Uno de ellos es Wilson Labre. Se dedica a la fabricación de la guitarra juguete. Lleva 45 años como artesano. El oficio lo heredó de su padre, quien le transmitió sus conocimientos para que triunfe en la vida, hoy.

En la semana fabrica una docena de guitarras juguete. Están hechas con base a la madera denominada ‘doncel’ que viene del Oriente. Además triplex, pintura, anilina, alambre y ‘cola’ de carpintero.

Entre las herramientas que más utiliza están: cierra circular, caladora y disco de lija.

Sus productos son aceptados y los vende en ciudades como Cuenca, Guayaquil, Puyo, Coca, Ibarra, Quito, Guaranda, Latacunga, entre otras.

Los precios varían de acuerdo a la cantidad de guitarras que compra el cliente; sin embargo, son muy accesibles. El costo de una es cinco dólares.

“Expendo solo por pedido. Entrego para almacenes y la venta es muy buena que ayuda en el sustento económico de la familia”, indicó Labre.

Se lamentó que los jóvenes ya no quieren aprender este oficio, por lo cual cree que existe el riesgo que con el pasar del tiempo la tradición de elaborar guitarras se pierda.

Wilson Labre pide a las autoridades mayor apoyo para difundir esta labor que genera empleo en el cantón. “El anhelo es que la guitarra tisaleña llegue a más ciudades y al extranjero”, dijo. (I)

Deja un comentario