Riqueza cultural en la Tierra de las Flores y las Fruta

Interculturalidad
Trajano Flores, ambateño que plasma su creatividad en las alegorías participó por segundo año en el Circuito de las Flores junto a la escenificación de las mujeres indígenas en el Centro Cultural ‘Eugenia Mera’. (Foto El Heraldo)

Cinco casas patrimoniales formaron parte del Circuito de las Flores impulsada por el Municipio de Ambato incluida la Casona Universitaria de la UTA en la Fiesta de la Fruta y de las Flores (FFF).

Las alegorías fueron diseñadas y construidas por el ambateño Trajano Flores vinculado hace 18 años al diseño y construcción de carros alegóricos para la fiesta mayor de los ambateños.

Además a las artes como la pintura, dibujo, escultura y la música integrando el Grupo Folclórico Tungurahua hace 30 años, a esta amplia trayectoria se suma su vocación de maestro hace 40 años como docente del ‘Bolívar’ nocturno y ahora en el Colegio ‘Eugenia Mera’.

Su experiencia ha permitido que la municipalidad confíe en su trabajo para elaborar alegorías que tengan la esencia de lo que representa Ambato.

Gama de flores como claveles, rosas, girasoles, astromelias, cartuchos y más fueron colocados en cada alegoría combinados con variedad de colores.

Circuito de las flores:

La obra floral rindió homenaje a los artistas, personalidades, la interculturalidad, las fiestas populares, la flora y fauna del cantón.

El artista ambateño manifestó que la actividad permitió que propios y extraños conozcan los museos y casas patrimoniales.

En el Museo ‘Edmundo Martínez’ se difundió la obra plástica del ambateño Oswaldo Viteri con representación de un caballo de fantasía.

En el Museo ‘Juan Benigno Vela’ se elaboró un libro con la frase ‘No pido luz para mis ojos, reclamo luz para mi inteligencia’ del escritor ambateño Juan Benigno Vela que perdió la vista.

En la Casona Universiatria la riqueza faunística de la provincia con aves exóticas como el azulejo, el brujo y el guiragchuro. Ante este trabajo, la directora de Cultura de la UTA, Betty Miño destacó la experticia del artista ambateño por su originalidad para el atractivo de los turistas.

En el Centro Cultural ‘Pachano Lalama’ se hizo alusión a las fiestas populares con juegos pirotécnicos, palo encebado, la plaza central con una pileta, la vendedora del algodón de azúcar y la vaca loca.

En el Centro Cultural ‘Eugenia Mera’ estuvo enfocada a la interculturalidad con la mujer indígena de Chibuleo que borda la prenda de vestir, la mujer indígena de Quisapincha que teje una shigra, y una bailarina que representa al folclor propio de las fiestas llena de alegría y jolgorio. (I)

 

Deja un comentario