Restaura y viste a los santos

Interculturalidad
 
La reparación de santos es un oficio que tiene mayor demanda en este mes. (Foto El Heraldo)

Margarita Elizabeth Segura Solís, lleva 45 años de su vida dedicada al arte de restaurar imágenes religiosas.  Su local ‘Manto y ornamentos’ está ubicado en la calle Colón entre Maldonado y Fernández.

El taller durante dos décadas y media se ha encargado de reparar, mantener y retocar figuras de nacimientos y adornos navideños. El negocio fue heredado de sus padres.  

“Aquí vivo 25 años y con el ejemplo de mi padre (Luis Segura) que era restaurador y mi madre diseñadora (Hortensia Solís) seguí con el oficio”, recuerda Margarita Segura.

“Mis padres fueron los primeros en Ambato, prácticamente los pioneros conjuntamente con otro señor, no habían muchos lugares donde hagan los trabajos. Las restauraciones es lo que más se hace por esta época. Es un gusto, porque adoro las imágenes, uno se lo hace con amor, con pasión y con toda la dedicación”, señala.

A su alrededor trabaja su pareja Galo Paredes, quien siente el mismo entusiasmo al manipular las figuras. La imagen que más llega para este fin de año es la del Niño Dios. “La costumbre es tener el nacimiento bien adornado”, explica.

Carlos Pérez acude al lugar y de una funda saca a un Niño Dios. “Es un regalo especial de muchos años y en estas fechas quiero tenerlo impecable”, dice. 

Las representaciones muchas veces llegan en estado deplorable, pero aquí le damos solución, explica Margarita Segura. El taller atiende de lunes a sábado los 12 meses del año, pero sus propietarios coinciden que en diciembre el volumen de trabajo aumenta por festividades de Navidad. (I)  

Deja un comentario