Quito sede sobre manejo ancestral del agua

Nacionales

Quito, (EFE).- Albarradas, tajamares, la construcción de reservorios y humedales o las acequias de careo, son prácticas ancestrales de manejo y conservación de agua por parte del hombre, que ayer fueron analizadas en un encuentro internacional en Quito.

Bajo el título de “Prácticas ancestrales en el uso productivo del agua”, en la conferencia internacional de dos días y que arrancó hoy intervienen expertos de Ecuador, España, Bolivia, Colombia y México, para dar a conocer técnicas de producción y conservación del líquido elemento y poner en común experiencias, algunas reconocidas mundialmente.

Es el caso de las albarradas, también conocidas como humedales lénticos artificiales, de las que hay hallazgos que datan de hace dos milenios en la provincia de Manabí y la península de Santa Elena, en la región costera.

Se trata de unas ciénagas erigidas de forma artificial con varias capas de piedras seca, arena compactada y otros elementos como estacas para impedir la erosión, y cuya finalidad era suministrar agua al ganado y la comunidad o servir de humedales para la siembra.

Al evento, patrocinado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería ecuatoriano, la Embajada de España, la Unión Europea a través de la Cooperación Española, asistieron más de 200 personas.

El catedrático Jorge Marcos, de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) explicó que eran habituales en la época precolombina y que en el área de Valdivia se han localizado los vestigios más antiguos de esta práctica de 4.000 años.(I)

 

Deja un comentario