Primer estadio indígena en el fútbol profesional

Interculturalidad
La vista panorámica desde la carretera Ambato-Guaranda llama la atención de la población. (Foto El Heraldo)

 

La Cooperativa de Ahorro y Crédito ‘Mushuc Runa’ tendrá su estadio que estará al servicio del fútbol ecuatoriano a partir de marzo de este año. El escenario será el primero en pertenecer al sector indígena, Chibuleo.

El gerente deportivo del Club ‘Mushuc Runa’, Lorenzo Pichisaca, comentó que la infraestructura comenzó a construirse en el 2012. Desde allí se han realizado los pasos necesarios para que el estadio esté en óptimas condiciones para que se jueguen cotejos del fútbol profesional.

La cancha está ubicada en la comunidad Echaleche en la vía Ambato-Guaranda. Tiene capacidad para seis mil personas.

Los dirigentes tanto de la Cooperativa como del Club decidieron que el 2018 entre en funcionamiento. Es así que al momento se hacen trabajos de construcción de cabinas de radio, televisión, internet, oficinas, electricidad, tratamiento del césped, parqueadero, entre otros.

El objetivo es pasar la calificación por parte de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, cuyos directivos ya hicieron una primera visita y sugirieron ciertos trabajos para que el estadio quede a punto para que se juegue el torneo de la serie ‘B’.

Según Pichisaca es algo histórico que una entidad financiera y un club profesional de una comunidad indígena disponga de su propio escenario, donde se disputarán encuentros del campeonato nacional.

La comunidad de Chibuleo es un pueblo indígena que está ubicado en la sierra central del Ecuador perteneciente a los pueblos y nacionalidades ‘Kichwas’ del Ecuador, al Sur-Oeste de la provincia de Tungurahua, cantón Ambato, parroquia Juan Benigno Vela, en el kilómetro 12 vía AmbatoGuaranda.

Su idioma oficial es el ‘Kichwa’. Mantienen su vestimenta, fiestas y tradiciones; así como, el uso de instrumentos musicales propios: pingullo, rondador, huanca y bocina. Los conocimientos se transmiten en forma oral y práctica.

El origen de su nombre se debe a una planta llamada ‘Chibu que mucho antes habitaba en este lugar y ‘leo’ proviene de los descendientes de la cultura Panzaleo de Tungurahua del cual son originarios. Es uno de los grupos étnicos de la provincia que ha sobrevivido a la colonización española.

Su vestimenta se caracteriza en los varones por los ponchos de color rojo que representa a la sangre derramada de los ancestros incas en la lucha heroica en contra de los colonizadores españoles.

El sombrero, camisa y pantalón son de color blanco que representa la pureza de la gente; y en las mujeres por los anacos de color negro en honor a la tierra, camisa bordado con flores de todos los colores que representa la ‘Pacha Mama’ (madre naturaleza). (I)

La vista panorámica desde la carretera Ambato-Guaranda llama la atención de la población. (Foto El Heraldo)

Deja un comentario