Posiciones jurídicas contradictorias / Editorial

Editorial

 

Algunos casos puntuales acontecidos  en nuestro país, al más alto nivel político, escandalizan a los ecuatorianos, que no alcanzan a entender cómo pueden producirse entre Magistrados escogidos, supuestamente,  como los mejores y dignos de la confianza pública, en materia tan delicada y compleja en el ámbito constitucional.

La Corte Constitucional es la encargada, por mandato constante en la Carta Política  vigente, de administrar justicia en los casos en que se hubiere producido conflictos en esta materia, principalmente cuando el  Estado está de por medio como actor o como demandado o alguna otra Institución pública.

La Asamblea Nacional con una mayoría abrumadora a favor del Gobierno, hace más de tres años, cumplió la orden presidencial de reformar expresas normas constitucionales, violentando todo procedimiento legal y con la simple resolución de aquella mayoría, a pesar de las observaciones de expertos constitucionalistas.

La Corte Constitucional de aquel año, integrada por los mismos Jueces actuales, con una sumisión digna de mejor suerte, no hizo observación alguna ni objetó algún argumento esgrimido por la mayoría legislativa; simplemente las aprobó en su totalidad las inconstitucionales reformas.

Hace pocas semanas, en forma un tanto sorpresiva, la Corte Constitucional resolvió declarar la inconstitucionalidad de las reformas antes referidas, luego de más de tres años de haber tenido archivadas las varias demandas formuladas.  Los ecuatorianos nos damos cuenta de esta gravísima contradicción jurídica. Surge la pregunta elemental; antes obedecían órdenes del Presidente Correa y ahora buscan congraciarse con el actual Gobierno y con el nuevo sistema?. Qué  vergüenza que esto suceda.  (O)

Deja un comentario