Pesca artesanal, actividad ancestral que perdura 

Interculturalidad
La albacora también es solicitada por los turistas y comerciantes de alimentos preparados. (Foto El Heraldo)

El mejor marisco llega hasta la playa de Súa provincia Esmeraldas. El producto es adquirido por los visitantes que diariamente llegan a este bello rincón. “Todos los días salimos a pescar. Traemos todo el pescado y marisco de temporada. Los tungurahuenses siempre acuden hasta la plaza de la zona para adquirir el producto fresco”, dijo Carlos Angulo, pescador.

En el mismo lugar se limpia y desvena el producto, el cual es preparado inmediatamente por los visitantes. A nivel mundial, millones de personas realizan actividad pesquera artesanal o también conocida como pesca a pequeña escala. Este arte ha existido desde hace miles de años, y su continuidad en muchos lugares no ha supuesto grandes cambios en sus procederes. En general, las técnicas empleadas para la actividad pesquera artesanal son más respetuosa para el medio marino, que las incorporadas en sus faenas por la gran industria, según explican autores del artículo académico ‘La Pesca Artesanal un legado del saber ancestral, provincia de Santa Elena’.

Ángel Cañar, turista quiteño, llegó para adquirir el mejor pescado y prepararlo en el hotel que se hospedaba. “Alquilamos una pequeña villa y ahí tenemos las facilidades para cocinar el pescado. También compramos camarones y pulpo”, dijo.

Juan Tenorio ayuda con el lavado del pescado y desvenado. Por cada trabajo recibe dos y tres dólares.

“Me gusta ayudar a los turistas. Lo que más llevan es pescado de toda clase. Súa es conocido por la pesca y por las hermosas playas”, contó.

Los artesanos indicaron que en la comunidad se realiza la feria diariamente, pero sólo dura hasta el medio día. “Los pescadores salimos en la noche y regresamos a la mañana siguiente. El trabajo es muy duro, pero con lo que vendemos alimentamos a nuestras familias”, señaló Angulo.

Súa está rodeada de hermosas montañas, aves acuáticas, piqueros de patas azules que suelen acercarse a los pequeños botes que llegan a la playa del lugar. Cuenta con un malecón que acoge a comerciantes de alimentos preparados. (I)

 

Deja un comentario