Personaje insigne de Pujilí nació en las comunidades

Interculturalidad

Los coloridos trajes de los danzantes representan al sol y la tierra. (Foto El Heraldo)

Se ubican detrás, pero no tan distante. Su ritmo marca el compás de esos pasos aventados a la derecha, a la izquierda y las vueltas que emergen de los danzantes.

En muchas ocasiones pasan desapercibidos y hasta opacados por la banda de pueblo, pero son los tamboreros-pingulleros que dan la esencia al personaje insigne de Pujilí “El Danzante del Corpus Christi”, cuya identidad le permitió  ser considerado como Patrimonio Intangible de la Nación hace 17 años.

Este personaje va vestido de manera muy sencilla y discreta al contrario del danzante.  Los dos personajes son  autóctonos de la fiesta de Pujilí nacieron en las zonas altas, en el páramo de las comunidades indígenas.

Fernando Matute, alcalde de Pujilí, menciona que los orígenes de la Octava del Corpus Christi tienen sus antecedentes en lo aborigen-prehispánica y también lo religioso. En el lado incaico se lo hacía para agradecer la cosecha. Del lado cristiano, la fiesta representa el cuerpo y la sangre de Cristo. Estas dos tradiciones se fusionaron en la cultura popular durante la conquista y se refleja en el traje del danzante. (I)

 

Deja un comentario