Paradores turísticos crecen en Salasaca

Interculturalidad
Patricia Gavilánez es la propietaria del restaurante. (Foto El Heraldo)

Los espacios en donde se ofrece variedad de servicios crecen en Salasaca. Hosterías, restaurantes, plazas y talleres artesanales son parte del desarrollo de la parroquia.

Entre los nóveles locales están la Hostal ‘Samana Wasi Salasaka’ y la ‘Estación 7’, donde se respira un ambiente lleno de tradiciones y costumbres propias del pueblo indígena.

La dueña de la ‘Estación 7’, Patricia Gavilánez, indicó que prepara una diversidad de platos, sobre todo relacionados con lo típico del Ecuador y de la parroquia: papas con cuy.

La atención es diaria desde las 07:00 hasta las 20:00 horas. Los costos de los alimentos son accesibles.

En el segundo piso del restaurante está el Hostal ‘Samana Wasi Salasaka’, donde propios y extraños pueden descansar y conocer más de la vida de los salasacas.

Este establecimiento atiende de manera continua en el día y noche. Los turistas son bien recibidos. Las habitaciones son cómodas.

Los dos locales están ubicados en la carretera principal Salasaca-Pelileo, a dos cuadras del Parque Central.

Salasaca es parroquia del cantón Pelileo de la provincia de Tungurahua. La lengua es el “Runa Shimi” (Kichwa) y el castellano como segunda lengua

El grupo étnico de los indígenas salasakas es el más importante de la provincia y ocupan aproximadamente 20 kilómetros cuadrados.

Sobre su origen algunos consideran que son descendientes de antiguos mitimaes procedentes de Bolivia. Otros estudios plantean un parentesco con los Puruháes. Actualmente se considera que su población supera los 10 mil habitantes. Están organizados en alrededor de 18 comunidades.

La vestimenta de los hombres consiste en camisa y pantalón blanco de lienzo, un poncho negro largo y angosto y un sombrero de lana de color blanco adornado con una cinta de color rojo o verde, alpargatas de cabuya o descalzos.

La mujer utiliza una falda negra, sujeta con fajas y colores follones, fachalina negro con morado, blusa blanca con decoraciones de color morado.

En Salasaca hay construcciones de barro, madera y teja. Está relacionada con mingas, donde los vecinos ayudan y contribuyen con materiales y fuerza de trabajo.

La agricultura, ganadería y artesanía inician a temprana edad. Un aspecto muy característico de los Salasaka son sus exquisitos tapices, que son tejidos a mano en telares antiguos. Muchos de los diseños muestran diversos aspectos de sus vidas; también tejen ponchos, suéteres, bolsos, sombreros y otros artículos. (I)

 

 

Deja un comentario